Back to top
01.02.2007

Haití: intensos enfrentamientos en Cité Soleil, un barrio marginal de Puerto Príncipe

MSF continúa asistiendo a los heridos en los disturbios

-A A +A

A primera hora de la mañana del 24 de enero, se produjeron intensos enfrentamientos entre las fuerzas de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (MINUSTAH) y grupos armados locales en Cité Soleil, un barrio marginal de Puerto Príncipe, la capital de Haití. Durante las 48 horas que siguieron a los violentos disturbios, en el hospital de St. Catherine apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF) fueron admitidas 17 personas con heridas de bala. Entre éstas, había seis mujeres y un niño de cinco años. Una mujer resultó herida por una bomba lacrimógena.

“Una mujer que resultó herida por arma de fuego llegó al hospital en estado crítico y fue transferida al quirófano de inmediato, pero desgraciadamente no sobrevivió”, explica Fabio Pompetti, jefe de misión del programa de MSF en Cité Soleil. “De nuevo la situación se ha deteriorado en esta zona de Puerto Príncipe y la población se encuentra atrapada en una ola de violencia e inseguridad”.

Cité Soleil es un barrio marginal de Puerto Príncipe donde se estima viven 200.000 personas sumidas en la pobreza y la violencia. En agosto de 2005, MSF rehabilitó las únicas dos estructuras sanitarias del barrio: el hospital de St. Catherine y el centro de salud primaria de Chapi, ambas en el corazón del barrio. Cuando MSF decidió empezar la intervención ambas estructuras habían sido literalmente abandonas debido a la inseguridad.

“Reabrimos el hospital de St. Catherine en agosto de 2005 y gracias a nuestro comprometido personal haitiano nunca hemos interrumpido nuestro trabajo de 24 horas. Cuando se producen intensos enfrentamientos aquí, la población de Cité Soleil vive una situación parecida a la de una guerra”, añade Pompetti. “El equipo sanitario activa de inmediato el plan de emergencia. A la entrada del hospital los pacientes pasan por una primera selección de los casos que necesitan asistencia más inmediata y éstos son enviados a los dos quirófanos que funcionan dentro del hospital”.

Desde el pasado mes de diciembre, la situación en Cité Soleil se ha vuelto cada vez más volátil con disturbios que estallan regularmente entre grupos armados y las tropas de la ONU. Los civiles a menudo se ven atrapados en medio del fuego cruzado y ni siquiera están a salvo en sus propias casas.

“Hace unas pocas semanas me encontraba en casa con mi hijo cuando una bala perdida entró en la casa y me alcanzó en el abdomen”, cuenta una paciente de 22 años hospitalizada en St. Catherine. “De inmediato me trajeron al hospital. Ese día había muchos heridos. Los médicos me llevaron al quirófano. Estaba embarazada de seis meses. Yo logré sobrevivir pero mi bebé murió”.

Delante de esta mujer, un muchacho de 14 años es asistido por su madre. Tiene el cuello lleno de parches y apenas puede respirar. “Estaba sentado en casa conmigo comiendo”, explica su madre. “Entonces una bala le alcanzó en el cuello. Ya le han operado dos veces y lleva más de dos meses ingresado”.

Durante los últimos tres días, no se han reportado más enfrentamientos dentro de Cité Soleil. No obstante, la situación continúa siendo extremadamente tensa.

En el hospital de St. Catherine, además de prestar atención urgente a las víctimas de la violencia, MSF también gestiona las salas de pediatría, maternidad y medicina con una media de 450 pacientes hospitalizados, 1.500 consultas y 200 partos cada mes.

En Puerto Príncipe, fuera de Cité Soleil, MSF gestiona estructuras de salud. En el hospital de La Trinité además de atender traumatismos y rehabilitación postoperatoria, MSF ofrece atención específica al trauma psicológico provocado por la violencia. En el hospital de Jude Anne, MSF asiste una media de 1.300 partos al mes. Desde junio de 2006 en el hospital de Jude Anne también se lleva a cabo un programa para prevenir la transmisión del VIH de madres a hijos.

Comentarios