Back to top
31.12.2018

Tsunami en Indonesia: nuestros equipos tratan a los damnificados en albergues y centros de salud

-A A +A

Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) desplegados en la respuesta de emergencia al tsunami siguen facilitando apoyo a los centros de salud en Labuan y Carita, dos de las zonas más afectadas por el maremoto que azotó el estrecho de Sonda, en Indonesia, el pasado 22 de diciembre. Los trabajadores humanitarios también están han puesto en marcha una clínica móvil y realizan de seguimientos médicos en los refugios de acogida y en las comunidades de desplazados.

"Hemos establecido dos tipos de equipos médicos de emergencia, fijos y móviles. Estamos brindando apoyo a los centros de salud y visitando a las poblaciones afectadas. En los centros de salud, MSF facilitamos atención médica y garantizamos que se implementen los protocolos de control y prevención de infecciones", explica la Dra. Dirna Mayasari, coordinadora médica adjunta de MSF en Indonesia.

Los equipos de MSF también han empezado a prestar primeros auxilios psicológicos para algunos de los pacientes ingresados y, en las próximas semanas, pondrán en marcha un programa de salud mental.

Desde el 28 de diciembre, MSF ha tratado y referido a 44 pacientes en dos centros de salud en Labuan y Carita. La clínica móvil ha asistido a 147 pacientes procedentes de diez kampongs (refugios). En estos albergues, MSF también proporciona seguimiento médico a 12 mujeres embarazadas y a otros 13 pacientes. También han identificado a algunos desplazados que requieren medicamentos para enfermedades crónicas.

Según la evaluación realizada por los equipos de MSF, entre las necesidades médicas urgentes de los damnificados por tsunami destacan: el seguimiento médico de heridos con traumatismos y desplazados con enfermedades crónicas; la atención prenatal y postnatal, la provisión de partos seguros y la detección precoz de posibles brotes epidémicos.

MSF también ha analizado las condiciones de agua y saneamiento de muchos de los albergues donde han sido acogidos las personas evacuadas y ha llegado a la conclusión de que estas deben mejorarse. Otras áreas que deben optimizarse son el sistema de distribución de alimentos y de mantas, especialmente en la temporada de lluvias actual. En este sentido, los equipos de la organización se están coordinando con las autoridades locales para implantar mejoras.

Además, MSF está valorando la expansión de sus intervenciones médicas al sub distrito de Panimbang, en el sur de Pandeglang. "Se trata de una de las áreas más afectadas y de más difícil acceso. Hay muchos damnificados que aún no han recibido atención médica", afirma la Dra. Nyi Wynn Soe, coordinador médico de MSF en Indonesia.

Tras una rápida evaluación en aldeas remotas del sub distrito de Panimbang, los equipos de MSF han identificado a damnificados que se encuentran dispersos en comunidades en las colinas. En una exploración inicial realizada en colaboración con los centros de salud locales, los trabajadores humanitarios de MSF trataron a varios pacientes localizados durante el camino y los remitió al centro hospitalario.