Back to top
28.08.2017

Drones y mapas que salvan vidas

Dron. Esta palabra provoca escalofríos en muchos corazones humanitarios. Sin embargo, estos vehículos aéreos no tripulados son cada vez más utilizados para anticiparse a las emergencias, mejorar la respuesta y salvar más vidas.

-A A +A

Los mapas optimizados gracias a la tecnología del Sistema de Información Geográfica (SIG) han supuesto un cambio radical para nuestro trabajo, tanto en lo relativo a la planificación, diseño y distribución de un campo de desplazados de grandes dimensiones, como en la localización de pozos en brotes de cólera o en el seguimiento de una vacunación.

En el distrito de Nsanje, en el sur de Malaui, nuestro equipo ha empleado recientemente un pequeño dron para realizar una cartografía aérea de Makhanga, un área de 60 kilómetros cuadrados que, durante las grandes inundaciones de 2015, quedó parcialmente aislada y sin ayuda humanitaria. Existen pocos mapas detallados de esta zona y los equipos de emergencia querían estar preparados con antelación de cara a la próxima estación de lluvias.

El dron preprogramado, de apenas 700 gramos de peso, despegó desde varias pistas aéreas improvisadas, incluido un campito de fútbol. El aparato voló bajo la capa de nubes sacando varias fotografías, que servirían para crear un mosaico. Estas imágenes se distribuyeron en capas y se compilaron para elaborar una ortofotografía[1], en la que la geometría de la imagen se corrigió para darle una escala uniforme. Posteriormente, la imagen resultante se integró con un software de georreferencia para crear un mapa integral que facilite respuestas más eficaces en un futuro.

Solución complementaria

“Aunque los mapas de GoogleMaps son cada vez más potentes, seguimos trabajando en zonas muy remotas o que afrontan conflictos políticos y que, a menudo, no aparecen en absoluto en los registros. En caso de emergencia, conseguir imágenes de satélite suele llevar demasiado tiempo, se muy caro u ofrece puntos de vista muy rígidos”, explica Amaury Gregoire, nuestro coordinador general en Malaui. “Los drones son una solución complementaria para crear rápidamente mapas que permitan a los equipos entender el alcance de la situación y el lugar en el que se encuentra la población”, añade Gregoire.

Conocer las normativas del espacio aéreo para el despegue y uso de drones en las diferentes áreas es fundamental, aunque, al tratarse de una tecnología nueva, las regulaciones suelen estar en desarrollo. En Nsanje, solicitamos la autorización del comisionado del distrito para sobrevolar la región y alertamos a la Policía aérea más cercana. También pedimos ayuda a la Policía y los jefes de las aldeas, quienes colaboraron en la identificación de las zonas adecuadas.

Raphaël Brechard es el director del SIG y uno de los dos trabajadores que nuestra organización tiene en Malaui y Mozambique dedicados en cuerpo y alma a esta cuestión. Raphaël ha coordinado la cartografía de Makhanga. "La experiencia de emplear  drones para crear soluciones de información geográfica innovadoras y de bajo coste para problemas complejos ha sido muy positiva y estamos entusiasmados con las perspectivas de futuro”, destaca.

“Las fotografías tomadas por drones también pueden contribuir, mediante modelos digitales de elevación o vídeos en 3D, a comprender la evolución de una emergencia provocada por inundaciones o terremotos. Incluso podríamos concebir, mediante las imágenes, cómo crear aplicaciones de realidad virtual para ayudar a distancia a la población en situaciones de emergencia cuando acceder físicamente a las zonas resulta imposible. Las posibilidades son infinitas”.

Para promover el cada vez más habitual empleo de drones en MSF y otras organizaciones humanitarias, nuestro equipo invitó a la cámara Morgana Wingard para que documentara esta acción. De esta forma, el material de los despegues y manejo del dron se utilizará en los programas de formación de futuros operadores en nuestra organización.

[1] La ortofotografía es una presentación fotográfica de una zona de la superficie terrestre, en la que todos los elementos presentan la misma escala, con la misma validez de un plano cartográfico. Se consigue mediante un conjunto de imágenes aéreas que han sido corregidas para representar una proyección ortogonal sin efectos de perspectiva. Una ortofotografía combina las características de detalle de una fotografía aérea con las propiedades geométricas de un plano.

Drones y mapas que salvan vidas