Back to top
26.07.2012

MSF atiende a un alto número de víctimas de violencia en Marruecos

Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) en la región Oriental del país han tratado a numerosos heridos por actos violentos en las últimas semanas. Fronteriza con la ciudad española de Melilla, esta región acoge a cientos de migrantes subsaharianos en ruta hacia Europa. MSF lleva trabajando con esta población vulnerable desde 2003 y se centra en el acceso a la salud y en mejorar sus condiciones de vida.

-A A +A

El flujo de migrantes que tratan de llegar a España, bien en una peligrosa travesía por mar, bien saltando las vallas que rodean Melilla, aumenta cada verano con la mejora de las condiciones climatológicas. En el último mes, los equipos de MSF han detectado un mayor número de migrantes que requieren asistencia médica por heridas a consecuencia de actos violentos.

“Durante nuestra última clínica móvil en Nador en junio, realizamos 200 consultas, de las que un 22% fue por heridas relacionadas con la violencia”, explica el coordinador general de MSF en Marruecos, David Cantero. “Muchas de las personas atendidas afirman que resultaron heridas al ser golpeadas por las fuerzas de seguridad cuando intentaban cruzar a España. Nuestros equipos también han atendido a gente herida cuando trataba de huir de las redadas diarias en esta zona”.

Asimismo, la organización médico-humanitaria ha recibido en las dos últimas semanas 12 llamadas de urgencia de migrantes que viven en Nador y ha referido a 34 personas al hospital El Hassani de la ciudad. Entre el 25 de junio y el 16 de julio, el personal de MSF en Oujda, capital de la región Oriental, atendió a 165 heridos por agresiones violentas. Entre ellos se encontraban 81 personas trasladadas a la fuerza a esta ciudad fronteriza con Argelia, tras los arrestos masivos realizados por la policía marroquí en Nador el pasado 11 de julio.

MSF en Marruecos
MSF trabaja en Marruecos desde 1997. Desde 2003, la organización asiste al colectivo de migrantes subsaharianos, una población vulnerable con necesidades médicas y humanitarias específicas, dadas sus precarias condiciones de vida y la situación administrativa irregular en la que se encuentran. MSF mantiene dos proyectos en el país. En Rabat, la capital, los equipos prestan atención médica y psicológica a migrantes víctimas de violencia sexual. En la región Oriental, fronteriza con Argelia y Melilla, la organización médico-humanitaria trabaja para asegurar el acceso de los migrantes a los servicios públicos de salud en la ciudad de Oujda. El equipo también ofrece atención psicológica, distribuye materiales de abrigo y utensilios de cocina, y realiza actividades de agua y saneamiento. En esta misma región, MSF ofrece servicios de atención primaria y apoyo psicológico al colectivo de migrantes subsaharianos de la ciudad de Nador.

Comentarios