Back to top
04.05.2016

MSF responde a la epidemia de meningitis en Níger

Desde principios de 2016, una epidemia de meningitis C está afectando a todas las regiones del país. MSF ha desplegado equipos de emergencia y colabora con el Ministerio de Salud para contener el brote desde enero. Aunque el número de casos semanales ha empezado a descender, la cantidad de vacunas disponible sigue siendo insuficiente para proteger a las personas en riesgo si hubiera un repunte de casos.

-A A +A

Según las cifras oficiales, se han reportado 1.199 casos de meningitis C y 87 personas han muerto, la gran mayoría en el oeste del país. El número de casos nuevos, que no había dejado de aumentar desde enero, empezó a disminuir a mediados de marzo.

Desde el inicio de la epidemia, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha apoyado al Ministerio de Salud para supervisar las zonas afectadas por la epidemia, vacunar y tratar a los enfermos de forma gratuita. Para contener la epidemia en las zonas más afectadas, MSF ha llevado a cabo campañas de vacunación en colaboración con el Ministerio de Salud. Más de 254.000 personas han sido vacunadas en varios distritos sanitarios de las regiones de Tillabéry, Dosso y Tahoua, en el oeste del país. La campaña de vacunación se llevó a cabo con las dosis proporcionadas por el Grupo Internacional de Coordinación (ICG) para el suministro de vacunas al Gobierno, además de los propios stocks del Ministerio de Salud y MSF. Se espera la llegada de 126.000 vacunas más a finales de abril.

 

Escasez de vacunas a nivel mundial

De acuerdo con el plan de preparación y respuesta a la epidemia de meningitis de Níger, sería necesario vacunar a 2,8 millones de personas si el brote alcanza a los 21 distritos sanitarios del país. Hasta el momento, tan solo 6 de estos 21 distritos han sido objeto de actividades de inmunización. “El problema es que hay muy pocas vacunas contra la meningitis C disponibles, tanto a nivel nacional como mundial, y además la vacuna es cara. Es imprescindible que los fabricantes aumenten su producción y la vendan a un precio asequible, pero no lo hacen”, afirma el Dr. Idrissa Compaoré, coordinador médico de MSF. Además de las actividades de vacunación, MSF presta apoyo al Ministerio de Salud para supervisar las zonas afectadas por la epidemia y evitar nuevos casos impartiendo formación al personal de los laboratorios públicos en materia de diagnóstico y extracción y transporte de muestras. “Sin vacunas para evitar la propagación de la enfermedad, resulta esencial detectar y confirmar la aparición de nuevos casos lo más rápidamente posible. La recopilación y el intercambio de información, así como la atención de los pacientes, deben realizarse sin demora”, continúa el Dr. Idrissa Compaoré.

 

Formación, donaciones, seguimiento y respuesta a las alertas

En las 8 regiones del país, MSF ha formado a 80 técnicos de laboratorio en 32 centros médicos y se han realizado donaciones de equipos para mejorar la recogida de muestras de los laboratorios. La organización también se desplaza con los equipos del Ministerio de Salud a los lugares donde se han registrado oficialmente nuevos casos para evaluar y responder a las necesidades relacionadas con el tratamiento de los enfermos. MSF proporciona los materiales necesarios a los centros de salud, colabora con su propio personal y forma a los trabajadores del Ministerio de Salud en el cuidado de pacientes con meningitis. Hasta el momento, la organización ha formado a 148 gestores de centros de salud y a 51 profesionales sanitarios que trabajan en siete hospitales de distrito.

 

En 2015, los equipos de MSF ya apoyaron al Ministerio de Salud de Níger en la respuesta a la epidemia de meningitis en las regiones de Niamey, Zinder, Tahoua Tillabéry y Dosso. En aquella ocasión, la epidemia provocó 573 muertes entre los 8.500 casos registrados.