Back to top
05.03.2018

Nigeria: suspendemos nuestras actividades médicas en Rann

Un ataque violento en la ciudad del estado de Borno nos obliga a evacuar a 22 trabajadores. Más de 40.000 habitantes de la zona dependían por completo de nuestros servicios.

-A A +A

Tras un ataque violento en Rann, en el estado de Borno, el pasado jueves 1 de marzo, hemos decidido suspender nuestras actividades médicas en la ciudad y evacuar a 22 trabajadores nacionales e internacionales.

Aunque aún no está claro cuántas personas murieron o resultaron heridas durante el ataque, sí sabemos que, antes de partir, nuestro personal médico atendió a nueve pacientes heridos.

Las 40.000 personas que viven en Rann dependían casi por completo de nuestros servicios de MSF para acceder a la atención médica. "Dejar a nuestros pacientes sin asistencia médica, incluyendo a 60 niños dentro de nuestro programa de nutrición, es una decisión extremadamente dolorosa", se lamenta Kerri Ann Kelly, nuestra coordinadora de emergencias en Nigeria. "Seguiremos evaluando cómo evoluciona la situación y volveremos tan pronto como las condiciones lo permitan", explica.

Este último ataque es un claro recordatorio de que la población civil de Rann está pagando está pagando el precio de un conflicto despiadado. Atrapados en un ciclo mortal de violencia, sus habitantes dependen en gran medida de la asistencia externa para sobrevivir. En Rann, esta ayuda ahora se reduce considerablemente".

Nuestros equipos han brindado atención médica a las 40.000 personas que residen en Rann desde enero de 2017. En una primera etapa, nuestros quipos móviles brindaron asistencia de forma regular, y posteriormente un equipo médico se estableció permanentemente en Rann a partir de septiembre de 2017. Las personas en Rann son extremadamente vulnerables y muchas han buscado refugio allí después de huir de sus hogares. Hemos estado tratando a las personas  principalmente por malaria, desnutrición y enfermedades relacionadas con las malas condiciones de vida. La ciudad permaneció aislada del mundo exterior durante los meses de la temporada de lluvias y no fue posible llevar alimentos ni suministros de ayuda durante este tiempo. Estimamos que entre mayo y noviembre de 2017, la tasa de mortalidad en niños menores de 5 años en Rann fue dos veces mayor a la del umbral de una emergencia.