Back to top
20.05.2016

República Centroafricana: indignación por el asesinato de un trabajador de Médicos Sin Fronteras

Médicos Sin Fronteras (MSF) condena enérgicamente el asesinato de uno de sus trabajadores en una emboscada cerca de Bossangoa, en RCA.

-A A +A

El pasado miércoles 18 de mayo, un convoy compuesto por dos vehículos de MSF, totalmente identificados que transportaban personal y pacientes, fue detenido por hombres armados en Kouki,  a 82 kilómetros al norte de Bossangoa. El equipo fue obligado a salir de los coches y a tirarse al suelo. Fueron despojados de sus pertenencias personales y de los medicamentos que transportaban. Durante el incidente, que duró más de 40 minutos, uno de los conductores recibió un disparo y fue asesinado.

 “Es totalmente inaceptable que un equipo de trabajadores médicos y sus pacientes sean atacados mientras regresaban de brindar atención médica vital,” denuncia Michelle Chouinard, jefa de misión de MSF en RCA. “Es intolerable que un integrante de nuestro personal haya sido asesinado durante este acto de violencia. El equipo de MSF y sus pacientes soportaron un acoso prolongado, incluyendo disparos cerca de sus cabezas y repetidas amenazas verbales de que serían asesinados.”

 Como resultado de este acto violento, MSF ha sido obligada a suspender sus actividades en el área hasta que reciba garantías adecuadas para la seguridad de su personal y de la aceptación de sus actividades médico humanitarias. “Los trabajadores humanitarios deben ser protegidos de todo peligro mientras cumplen con su misión médica en áreas afectadas por la violencia,” dice Chouinard.

 MSF está recabando información sobre las circunstancias del incidente y no hará ningún otro comentario hasta que se confirmen todos los detalles. La organización médica espera una investigación completa por parte de la policía y las autoridades locales, y que los perpetradores sean llevados ante la justicia.

MSF está consternada y profundamente afligida por este serio incidente de seguridad. MSF extiende sus más sinceras y sentidas condolencias a la familia del integrante de nuestro equipo que fue asesinado.

MSF comenzó a brindar atención médica gratuita en República Centroafricana (RCA) en 1997, cuando la tasa de mortalidad en algunas regiones del país era cinco veces mayor que el umbral de emergencia. Desde entonces, RCA sigue enfrentándose a una situación de emergencia sanitaria crónica y prolongada.

La crisis política y la reanudación de la violencia que han sacudido al país desde 2013 han exacerbado la situación sanitaria, dejando al 72% de las instalaciones médicas del país destruidas o dañadas. 

Como respuesta a la crisis reciente, MSF duplicó el tamaño de su respuesta médica y ahora gestiona 17 proyectos en el país. Actualmente, uno de cada cinco centroafricanos vive desplazado de sus hogar, ya sea dentro de RCA o viviendo como refugiados en países vecinos.