Back to top
03.11.2021

República Democrática del Congo: condenamos un ataque contra uno de nuestros vehículos en Ituri

El 28 de octubre, hombres armados no identificados dispararon contra nuestro vehículo por una razón inexplicable, y dos miembros de nuestro equipo sufrieron heridas de bala, una en la axila derecha y otra en la pelvis. Nos vemos forzados a suspender de forma temporal nuestras actividades en la zona sanitaria de Bambu.

-A A +A

El 28 de octubre pasado, un equipo de cinco personas de Médicos Sin Fronteras (MSF), viajó al distrito de salud de Bambu, en la provincia de Ituri para ayudar a las comunidades aisladas.

Cuando el equipo viajaba de regreso alrededor de las 15:50 h, hombres armados no identificados dispararon contra el vehículo de MSF por una razón inexplicable, y dos miembros del equipo sufrieron heridas de bala, una en la axila derecha y otra en la pelvis.

Desde entonces, nuestros dos colegas heridos han recibido atención médica y se encuentran en una condición estable. Posteriormente, todo el equipo fue evacuado a la ciudad de Bunia.

"Esto es inaceptable. Condenamos todas las formas de violencia contra la misión médica, nuestros pacientes y el personal", dice Frédéric Lai Manantsoa, nuestro coordinador general en Ituri.

"Estamos conmocionados por esta noticia y alarmados por la violencia que se está librando en la provincia. Este es el segundo incidente grave que ha ocurrido en los últimos meses, esta vez involucrando un vehículo claramente identificado como médico y humanitario".

El convoy fue atacado a pesar de que mostraba claramente el nombre y el emblema de MSF. Nuestros equipos trabajan de acuerdo con los principios humanitarios de imparcialidad, neutralidad e independencia.

En junio pasado, expresamos nuestra indignación por la destrucción y el saqueo del Hospital General de Referencia de Boga, que era el último centro de salud que quedaba en el distrito. Habíamos coordinado su rehabilitación, con muchos años de esfuerzo que se esfumaron en cuestión de minutos.

La violencia contra la población civil es una realidad constante en esta zona y la inseguridad va en aumento, pero aún tenemos que tratar de llegar a las personas que necesitan atención médica”, concluye el jefe de misión.

Por todo ello, nuestras actividades en la zona sanitaria de Bambu se suspenden temporalmente.

 

En Ituri, apoyamos tres hospitales generales, 12 centros de salud, cuatro puestos de salud y 32 puestos de salud comunitarios en los distritos de salud de Drodro, Nizi y Angumu. Brindamos atención pediátrica y servicios de salud mental, tratamos la desnutrición y la malaria y asistimos a supervivientes de violencia sexual.