Back to top
08.04.2022

COVID-19 en Venezuela: finalizamos nuestro proyecto de apoyo en Caracas ante la disminución de casos

Empezamos a reducir nuestras actividades dedicadas a la atención de COVID-19 en el Hospital Jesús Yerena de Lídice, en Caracas. Este apoyo se realizó con el objetivo de reforzar la atención médica de calidad, fortalecer los protocolos e implementar los circuitos adecuados, rehabilitar la infraestructura y aumentar la capacidad de atención.

Apoyo MSF al Hospital Jesús Yerena de Lídice en Caracas en la atención de pacientes con COVID-19
-A A +A

Hemos estado apoyando al Hospital Jesús Yerena de Lídice en Caracas, desde mayo de 2021, en la atención de pacientes con COVID-19. Este apoyo se ha realizado con el objetivo de reforzar la atención médica de calidad, fortalecer los protocolos e implementar los circuitos adecuados, rehabilitar la infraestructura y aumentar la capacidad de atención.

Una vez alcanzados los objetivos principales, ante la disminución de casos de COVID-19 y visto el avance de la inmunización en Venezuela, Médicos Sin Fronteras (MSF) junto con las autoridades del hospital, hemos decidido iniciar un plan de reducción de las actividades para finalizar con el traspaso de estas a finales del mes de marzo.

En conjunto con las autoridades de salud, fueron realizadas grandes mejoras estructurales relacionadas con agua y saneamiento, control y prevención de infecciones, sistemas eléctricos y reparaciones de unidades biomédicas. También fue posible reforzar junto a los equipos sanitarios los protocolos médicos necesarios para brindar una atención de calidad a los pacientes, al tiempo que fueron habilitadas más camas y creados circuitos de triaje y tamizaje especialmente diseñados para la atención de personas con síntomas relacionados al COVID-19.

Nuestros equipos brindaron constantes capacitaciones al personal del hospital y propiciaron espacios para el abordaje de la salud mental del personal sanitario, los pacientes y sus familiares.

 

Atención de COVID-19 en el Hospital Jesús Yerena de Lídice, en Caracas.

 

Desde mayo de 2021 y hasta la fecha, hemos habilitado 35 camas para la atención de pacientes con COVID-19, apoyamos 11.257 consultas a personas con síntomas asociados a la enfermedad, realizamos 1.968 consultas de salud mental y atendimos a 505 pacientes en el área de hospitalización. Además, 17.847 personas fueron sensibilizadas a través de promoción de la salud, y 883 personas de equipos médicos y no médicos recibieron capacitaciones profesionales.

Ante la disminución de casos de COVID-19 y visto el avance de la inmunización en Venezuela, MSF hemos inicio a un plan de reducción de las actividades para finalizar con el traspaso de las mismas a finales del mes de marzo.

“MSF está en constante comunicación con la dirección del hospital y el personal médico y no médico sobre este proceso de traspaso, que se está realizando de manera conjunta y coordinada”, afirma Helena Cardellach, nuestra coordinadora general para los proyectos en Caracas.

Aunque el apoyo de MSF cese, el Hospital Dr. Jesús Yerena de Lídice seguirá atendiendo a pacientes con COVID-19. “Durante el tiempo de reducción de actividades, hemos estado trabajando para afianzar y mantener el trabajo que se ha hecho en conjunto con el MPPS y la dirección del hospital, como es el caso de las capacitaciones y formación al personal sanitario y no sanitario en materia de los protocolos de higiene y desinfección, prevención y control de infecciones, atención de pacientes y salud mental”, agrega Cardellach. Adicionalmente, se ha realizado una donación de medicamentos e insumos médicos suficientes para los próximos dos meses.

En adelante, evaluaremos las necesidades en otras zonas del país donde sea necesario apoyar y canalizar esfuerzos para llegar a más personas con necesidades médicas.

 Mantenemos nuestro compromiso de seguir trabajando de manera neutral, imparcial e independiente en el país para que poblaciones vulnerables de otras zonas de Venezuela tengan acceso a servicios sanitarios gratuitos y de calidad. Es así como la organización mantiene sus operaciones en los estados Amazonas, Anzoátegui, Bolívar y Táchira.