Back to top
27.10.2015

Yemen: un hospital de MSF, destruido por ataques aéreos

Los ataques aéreos llevados a cabo el pasado lunes por la noche por la coalición liderada por Arabia Saudí en el Norte de Yemen destruyeron un hospital apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF).

-A A +A

El pequeño hospital, ubicado en Haydan, distrito de la provincia de Saada, fue golpeado por varios bombardeos aéreos que comenzaron a las 10:30 de la noche del lunes. El personal del hospital y dos pacientes lograron escapar antes de dichos ataques aéreos, que continuaron durante un período de dos horas. Un miembro del personal resultó levemente herido mientras escapaba. Con el hospital destruido, al menos 200.000 personas se han quedado ahora sin acceso a atención médica de emergencia.

"Este ataque es otro ejemplo de la total indiferencia hacia los civiles en Yemen, donde los bombardeos se han convertido en una rutina diaria", denuncia Hassan Boucenine, coordinador general de MSF en Yemen.

El bombardeo a civiles y a hospitales es una violación al derecho internacional humanitario y MSF exige que las fuerzas de la coalición expliquen las circunstancias en relación al ataque en Haydan. Las coordenadas GPS del hospital eran compartidas regularmente con la coalición liderada por Arabia Saudí, y el techo del edificio estaba claramente identificado con el logotipo de MSF.

"Incluso 12 horas después del ataque, se podía ver el humo que salía del hospital ", explica Miriam Czech, coordinadora del proyecto de MSF en Saada. "El departamento de pacientes hospitalizados, el departamento de consultas externas, la sala de maternidad, el laboratorio y la sala de emergencias están todos destruidos. Era el único hospital aún funcional en el área de Haydan ", afirmó.

MSF comenzó a apoyar al hospital en mayo. Desde entonces, fueron tratados aproximadamente 3.400 pacientes, con un promedio de 200 heridos de guerra por mes admitidos en la sala de emergencias.

"Yemen vive una guerra sin cuartel, donde la población que queda atrapada en el lado equivocado es considerada un blanco legítimo", dijo Boucenine. "Mercados, escuelas, carreteras, puentes, camiones que transportan alimentos, campos de personas desplazadas, y las estructuras de salud han sido bombardeadas y destruidas. Y las primeras víctimas siempre son los civiles".

La prioridad de MSF es reestablecer un nuevo centro de salud tan pronto como sea posible, con el fin de mantener la prestación de asistencia sanitaria a la población de Haydan.

En Yemen, MSF trabaja en ocho gobernaciones (Saná, Saada, Adén, Taiz, Amran, Al-Dhale', Ibb y Hajja). Desde el inicio de la crisis en Yemen en marzo de 2015, MSF ha tratado a más de 15.500 heridos de guerra y aún provee servicios generales de atención médica.

El centro de salud de Haydan, destruido por un ataque aéreo el pasado lunes 26 de octubre, es uno de los dos centros en los que trabaja MSF en la gobernación de Sadá. A pesar del bombardeo, MSF sigue trabajando en la zona, en el hospital Al- Jumhori, en la ciudad de Saada. En este hospital, los equipos de MSF  tratan semanalmente a 250 pacientes de emergencia y hacen una media de 80 partos. En Yemen, MSF trabaja en ocho gobernaciones: Saná, Saada, Adén, Taiz, Amran, Al- Dhale', Ibb y Hajja.