Back to top

Balcanes

En 2020, miles de personas migrantes y refugiadas intentaron cruzar los Balcanes con la esperanza de llegar a otros destinos europeos, a pesar de las dificultades legales y las noticias sobre el aumento de la violencia en las fronteras.

Mapa de proyectos MSF en los Balcanes en 2020
3.460 
consultas externas
180 
personas atendidas tras sufrir violencia física
140 
consultas individuales de salud mental
-A A +A

De enero a marzo, Médicos Sin Fronteras dirigió una clínica en la capital serbia, Belgrado, que ofrecía atención médica general, salud mental y apoyo social para personas vulnerables. También brindamos atención médica y salud mental a quienes llegaban a Bosnia-Herzegovina. En ambos lugares, nuestros equipos atendieron a personas que habían sufrido violencia física a manos, presuntamente, de funcionarios y guardias fronterizos croatas y húngaros. Además, brindamos asistencia a personas cuya salud se había visto afectada por las malas condiciones de vida y refugio, la falta de acceso a atención médica y la escasez de alimentos, ropa limpia e higiene.

En los primeros meses del año, la pandemia de COVID-19 provocó grandes bloqueos en la región, lo que impactó en nuestras actividades y en las personas a las que asistíamos. Al bajar las temperaturas y aumentar los casos, los migrantes que vivían fuera de los centros de acogida fueron trasladados a campamentos, donde se vieron obligados a quedarse.

En diciembre, regresamos a la región para atender, mediante clínicas móviles, a las personas que habían quedado varadas cerca de las fronteras, donde estaban además expuestas a la violencia.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en esta región europea entre enero y diciembre de 2020; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2020, contábamos con 54 profesionales,* entre personal nacional e internacional, y gastamos 800.000 euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en esta región en 1991.

* La cifra de personal equivale al total de puestos a tiempo completo o FTE (del inglés full-time equivalent). Por ejemplo, dos personas a media jornada equivalen a un FTE.