Back to top

Bangladesh

En 2019, Médicos Sin Fronteras siguió respondiendo a las necesidades médicas y humanitarias de la población refugiada rohingya y las comunidades vulnerables de Bangladesh, y abordando las brechas en la atención médica en el distrito de Kamrangirchar, en Daca.

Mapa de proyectos MSF Bangladesh
388 
millones de litros de agua distribuidos
556.300  
consultas externas
27.700  
consultas individuales de salud mental
3.400  
partos asistidos
-A A +A

 

 

A finales de 2019, MSF seguía siendo uno de los principales proveedores de asistencia médica y humanitaria para la población apátrida rohingya; cerca de un millón de personas viven en el campo de refugiados más grande del mundo, en Cox’s Bazar. Más de dos años después de la emergencia inicial, permanecen en los mismos refugios de bambú, precarios y superpoblados, completamente dependientes de la ayuda y con pocas esperanzas para el futuro. Los brotes de enfermedades transmitidas por el agua o que se pueden prevenir con vacunas, como el sarampión, la diarrea acuosa aguda y la difteria, representan una amenaza grave constante.

A lo largo de 2019, los equipos de MSF se centraron en mejorar la calidad y el alcance de su atención médica, para lo que trabajaron en estrecha colaboración con la comunidad de refugiados, para entender mejor sus necesidades y lograr que confíen en los servicios ofrecidos. Esto dio como resultado un aumento considerable en la cantidad de personas, en especial mujeres, que acudían a nuestros centros de salud. Ahora hay más mujeres que dan a luz en nuestras maternidades de Cox’s Bazar y, en 2019, asistimos en total 2.670 partos.

Comenzamos a adaptar nuestras actividades para garantizar la sostenibilidad a más largo plazo y transferimos varios centros a las organizaciones locales, incluida una amplia red que usaba energía solar para alimentar el suministro de agua potable. A finales de 2019, dirigíamos tres hospitales, tres centros de salud general, un puesto de salud, dos clínicas especializadas y cuatro centros de respuesta a brotes epidémicos. Estas instalaciones brindan una gama de servicios ambulatorios y para pacientes hospitalizados, que comprenden cuidados intensivos, atención de emergencia, pediatría, obstetricia, sexual y reproductiva, atención a víctimas de violencia sexual y tratamiento de enfermedades no transmisibles (como diabetes e hipertensión). Por otra parte, nuestros equipos celebraron el décimo aniversario del hospital de campaña de Kutupalong, que ha atendido a refugiados rohingyas y a la comunidad bangladesí.

La comunidad rohingya se enfrenta en este país al desempleo, a condiciones de vida nefastas y un sentimiento de desesperanza, sumados a recuerdos traumáticos. En nuestros centros, hemos visto un número creciente de personas con problemas de salud mental y por eso hemos ampliado estos servicios; cada vez hay más personas que asisten a nuestras sesiones de asesoramiento individuales y en grupo. En 2019, MSF seguía siendo el proveedor más importante de atención psiquiátrica especializada para los refugiados rohingya de Cox’s Bazar y los bangladesíes con trastornos mentales como psicosis, ansiedad y epilepsia.

Kamrangirchar

Nuestros equipos en Daca siguen dirigiendo un programa exclusivo de salud ocupacional en Kamrangirchar, una zona céntrica pobre que está cerca de cientos de pequeñas fábricas. Brindamos atención médica adaptada a las necesidades de las personas que trabajan allí, a menudo en condiciones extremadamente peligrosas. En 2019, realizamos 10.500 consultas de salud ocupacional e iniciamos una nueva clínica móvil de salud específicamente para quienes  trabajan en curtidurías. También dirigimos servicios de salud sexual y reproductiva para niñas y mujeres: atendimos casi 11.500 consultas prenatales y asistimos 700 partos en todo el año. Además, ofrecimos atención integral (incluyendo salud mental) a víctimas de violencia sexual y de género.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2019; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2019, contábamos con 1.871 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 29,4 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1985.

En 2019, MSF España era una de las secciones de MSF con actividades en el país. Si quieres conocer más en profundidad nuestro trabajo allí, consulta nuestro ‘Informe de Misiones’.