Back to top

Bangladesh

Mapa de proyectos MSF Bangladesh
Consultas externas: 
110.600
Consultas prenatales 
18.100
Consultas de salud mental (individuales y en grupo) 
6.100
-A A +A

En 2015, Médicos Sin Fronteras siguió prestando atención esencial a los grupos vulnerables en Bangladesh: los refugiados indocumentados, las mujeres jóvenes y los habitantes de zonas remotas o de barrios chabolistas.

Muchos de los rohingyas indocumentados huidos de la violencia y la persecución en Myanmar llevan décadas viviendo en campos provisionales cerca de la frontera; siguen siendo víctimas de la discriminación y carecen de acceso a la atención sanitaria. En el campo de Cox's Bazar (en Kutupalong), MSF siguió gestionando una clínica de atención integral básica y de emergencia para los refugiados y la comunidad de acogida, que también cuenta con servicios de hospitalización y tratamiento de la tuberculosis y con un laboratorio. En 2015 fueron atendidos unos 93.000 pacientes en consulta externa, 2.700 fueron hospitalizados y casi 8.000 mujeres acudieron a una primera consulta prenatal (en total se realizaron 16.000 consultas prenatales y 5.000 posnatales). Además, se realizaron 3.300 consultas de salud mental.

Malas condiciones de vida en los barrios pobres

En Kamrangirchar y Hazaribagh, los equipos de MSF realizaron más de 8.000 consultas médicas en fábricas y curtidurías. MSF intenta mejorar el acceso a la salud de estos trabajadores, muchos de los cuales pasan largas jornadas en condiciones peligrosas.

MSF amplió su programa para atender a víctimas de la violencia sexual y de género en Kamrangirchar: en 2015, dio atención médica y psicológica a unas 400 personas que habían sido agredidas sexualmente, y a otras 700 que habían sufrido violencia de género.

Emergencia en Dacca

Entre enero y abril, MSF dio apoyo a la unidad de quemados en el Hospital Universitario de Dacca: este equipo ofreció apoyo psicológico a 68 víctimas de los incendios provocados que se sucedieron durante este periodo de inestabilidad política en la ciudad.

Investigación sobre el kala azar

En Fulbaria (distrito de Mymensingh), MSF cerró su programa de investigación sobre un tratamiento mejorado para la leishmaniasis dérmica pos kala azar. Esta enfermedad constituye una amenaza para la salud pública, ya que fomenta la propagación del kala azar. La investigación ha sido un éxito y ha contribuido a la adopción de un nuevo régimen de tratamiento.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Bangladesh entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF contaba en Bangladesh con 335 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 3,6 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1985.

Testimonio

Ambia Khatun, de 39 años, es paciente de leishmaniasis dérmica pos kala azar (LDPK) en Solimpur (Mymensingh).

“Trabajo en casa y mi marido en un restaurante chino en Dacca. En este pueblo ha habido muchos casos de kala azar. A mi me golpeó hace cinco años. Tenía fiebre a menudo, estaba muy débil e incluso perdí el apetito. Fui a los médicos de Mymensingh, pero no fueron capaces de identificar el kala azar. Finalmente, en Trishal me trataron con pastillas durante un mes. Después de eso mejoré pero un año y medio después desarrollé leishmaniasis dérmica. Volví a consultar a los médicos de Trishal, pero esta vez los medicamentos no me ayudaron. MSF me hizo la prueba y me envió a su clínica en Fulbaria. Ahora mis heridas casi han desaparecido. El tratamiento es muy importante. Sé que el virus del kala azar permanecía en mis heridas. Por suerte pude librarme de él”.