Back to top

Bolivia

-A A +A

Desde 2015, Médicos Sin Fronteras ha optado por una estrategia integrada con el Ministerio de Salud para el tratamiento de la enfermedad de Chagas.

Dentro de este programa, MSF también incluye a los pacientes con complicaciones secundarias de la enfermedad; con el fin de mejorar la atención que reciben, MSF está formando al personal médico en la detección precoz de estas complicaciones.

Chuquisaca es uno de los departamentos bolivianos con mayor prevalencia de Chagas: un 70%. En 2015, MSF inició la segunda fase de un proyecto rural en el municipio de Monteagudo, que implica la formación de la plantilla sanitaria de los 17 centros de salud de la zona y el reclutamiento de nuevo personal. El proyecto también dio diagnóstico y tratamiento gratuitos; hasta el momento, 3.286 personas han sido examinadas, de las cuales 1.186 padecían Chagas y 224 iniciaron el tratamiento.

Además, MSF colaboró con el Programa Nacional de Chagas para reforzar la vigilancia en las comunidades, mediante la formación de voluntarios locales; también ayudó en la fumigación de viviendas, actividad esencial para el control vectorial ya que la chinche que transmite la enfermedad, llamada vinchuca, vive en las grietas de las paredes y los techos de las casas de adobe de las zonas rurales.

En 2015, MSF empezó a trabajar con eMOCHA, que utiliza la tecnología móvil y de geolocalización (GPS) para la recopilación de datos. Cuando un voluntario detecta en su comunidad una plaga de vinchuca, envía un SMS gratuito a un sistema central de información, y se procede al despliegue de un equipo de control vectorial. eMOCHA se lanzará formalmente en 2016 en Aiquile, Omereque y Pasorapa, en la provincia de Narciso Campero.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Bolivia entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF contaba en Bolivia con 10 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 0,5 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1986.

Las operaciones en Bolivia corren a cargo de MSF España. Si quieres conocer más en profundidad el trabajo de nuestra sección allí, consulta nuestro Informe de Misiones.