Back to top

Bolivia

En 2020, Médicos Sin Fronteras continuó enfocándose en mejorar la salud materna mediante un proyecto en El Alto, la segunda ciudad del país.

Mapa de proyectos MSF en Bolivia en 2020
2.370 
consultas prenatales
830 
partos asistidos
1.140 
consultas de servicios anticonceptivos
90 
personas atendidas tras sufrir violencia sexual
-A A +A

Bolivia tiene la tasa de mortalidad materna más alta de América del Sur y algunos de los peores indicadores de salud de toda la región de América Latina y el Caribe. A pesar de las inversiones en salud pública de los últimos años, la Sanidad pública aún no está equipada para hacer frente a las necesidades de la población. En 2020, la situación se deterioró con el inicio de la pandemia de la COVID-19, especialmente en El Alto.

Desde 2019, MSF brindó atención materna en dos centros de atención general en El Alto. Esta ciudad crece a gran velocidad y ya alberga a casi un millón de personas, la mayoría de las cuales emigraron desde el campo en los últimos años. En 2020, asistimos partos y, a pesar de la COVID-19, logramos mantener servicios esenciales como la planificación familiar y la atención prenatal y posnatal.

Como se impusieron crecientes restricciones debido a la pandemia y las personas no pudieron acceder a los centros, decidimos desplegar equipos en las comunidades para ofrecer atención in situ. Entre octubre y diciembre, atendimos de esta forma casi 500 consultas de planificación familiar.

También atendimos consultas individuales de salud mental y organizamos sesiones de psicoeducación en grupo y actividades de promoción de la salud, incluyendo charlas sobre salud sexual y reproductiva en las que participaron casi 8.200 personas. Además, nuestros equipos brindaron asistencia médica y psicológica a supervivientes de violencia sexual y de género.

Para respaldar la respuesta nacional a la COVID-19, MSF capacitó al personal de salud en medidas de prevención y control de infecciones, detección y tratamiento. También suministramos medicamentos y equipos de protección individual en los departamentos de La Paz y Beni, en el noreste del país.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2020; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2020, contábamos con 48 profesionales,* entre personal nacional e internacional, y gastamos 2 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1986.

* La cifra de personal equivale al total de puestos a tiempo completo o FTE (del inglés full-time equivalent). Por ejemplo, dos personas a media jornada equivalen a un FTE.