Back to top

Filipinas

En Filipinas, nos centramos en 2018 en mejorar el acceso a la salud sexual y reproductiva para los habitantes de barrios marginales en Manila, así como en el apoyo a los desplazados internos y los retornados a Mindanao tras el conflicto.

Mapa de proyectos MSF Filipinas
16.900 
consultas externas
1.330 
consultas prenatales
-A A +A

En 2018, seguimos colaborando con la ONG local Likhaan, para brindar atención integral de salud sexual y reproductiva en los barrios marginales de San Andrés y Tondo. Nuestros servicios están dirigidos especialmente a las mujeres jóvenes, ya que son uno de los grupos más vulnerables y tienen necesidades importantes de atención médica.

Ofrecemos planificación familiar, atención prenatal y posnatal, control de infecciones de transmisión sexual, y detección y tratamiento del cáncer de cuello uterino.

Aunque las víctimas de violencia sexual sufren estigma, hemos notado un aumento continuo de la afluencia a nuestra clínica para recibir tratamiento. Además, para llegar a los pacientes que no pueden acceder a este centro, nuestros equipos operan una clínica móvil cuatro veces por semana, principalmente en Tondo, el barrio marginal más grande y denso de la capital.

A lo largo del año, nuestros equipos en Manila organizaron 12.400 sesiones de planificación familiar e hicieron pruebas de detección del cáncer cervical a 3.630 mujeres.

En 2018, también tuvimos un equipo en la ciudad de Marawi, en la Región Autónoma del Mindanao Musulmán (RAMM), que tiene los peores indicadores de salud del país y donde los enfrentamientos son frecuentes.

En 2017, cinco meses de combates por el control de la región destruyeron más del 70% de los centros de salud de Marawi y dejaron sin sanidad a unos 200.000 desplazados internos y retornados.

También en 2018 llevamos a cabo una campaña de vacunación contra el sarampión, para después centrarnos en las necesidades de agua y saneamiento, para lo cual construimos letrinas y pozos. En octubre, comenzamos a trabajar en las consultas ambulatorias y las urgencias de uno de los pocos centros de salud que quedaban en Marawi.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2018; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2018, contábamos con 39 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 2,1 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1987.