Back to top

Kirguistán

Mapa de proyectos MSF Kirguizistán
Pacientes con tuberculosis multirresistente en tratamiento: 
130
-A A +A

En Kirguistán, las tasas de tuberculosis resistente a los medicamentos son muy elevadas y aun así son pocos los enfermos que reciben atención médica, sobre todo en las zonas rurales.

La práctica habitual es hospitalizar inmediatamente a los pacientes con tuberculosis. Pero al iniciar su proyecto en el distrito de Kara-Suu (en la provincia de Osh), Médicos Sin Fronteras decidió aplicar un enfoque diferente: atención ambulatoria para los pacientes con el fin de reducir todo lo posible el tiempo de hospitalización, hacer el largo y duro tratamiento más llevadero (lo que mejora la adherencia) y de paso reducir el riesgo de contraer otra infección durante la estancia hospitalaria.

Los servicios de MSF para la tuberculosis resistente a los medicamentos (TB-DR) son integrales e incluyen detección precoz, tratamiento, consultas médicas mensuales y apoyo social y psicológico; en 2015, este programa se prestó desde tres clínicas especializadas en el distrito. MSF también apoyó al Ministerio de Salud proporcionando medicamentos y materiales e instrumentos de laboratorio, e impartiendo formaciones al personal sanitario.

Estas actividades de diagnóstico y tratamiento de la TB-DR también se prestaron en el hospital de Kara-Suu, donde los pacientes cuentan con su propia sala, separada del resto de ingresos. En este hospital, MSF ayudó en la gestión de residuos y el control de infecciones.

En cuanto a la atención domiciliaria a los pacientes que no pueden desplazarse a las clínicas, los equipos de MSF realizaron unas 20 visitas al mes durante el año, en las que se proporcionaba el tratamiento médico y también apoyo psicológico.

En el marco del proyecto endTB financiado por UNITAID, en 2016 MSF introducirá los dos nuevos fármacos desarrollados para la TB-DR, la bedaquilina y el delamanid; esto permitirá acortar los regímenes de tratamiento y los pacientes no tendrán que soportar las inyecciones que son necesarias con los tratamientos actuales.

En 2015, 127 personas con TB-DR empezaron a recibir tratamiento en el programa de MSF.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Kirguistán entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF contaba en Kirguistán con 84 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 2,2 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 2005.

Testimonio

Gulmira Halmamatova, 27 años.

“En 2011, empecé a sentirme enferma y a perder peso. Me hicieron unas placas y me diagnosticaron tuberculosis y tuve que pasar seis meses en el hospital para completar el tratamiento. Pero unos años más tarde empecé a encontrarme mal de nuevo. En marzo de 2015 me dijeron que volvía a tener TB, pero esta vez era lo que llaman pre-XDR. Mi marido me abandonó al enterarse. Yo solo intentaba complacer a su familia en vez de preocuparme por mi salud. Con el tiempo, me trasladaron al hospital de tuberculosis de Kara-Suu, donde MSF me empezó a dar tratamiento. Ahora estoy en tratamiento ambulatorio, así que puedo estar con mi familia y que ellos me apoyen y me cuiden. Cada día me siento mejor y más sana”.