Back to top

Kirguistán

En 2019, Médicos Sin Fronteras concluyó las actividades relacionadas con la tuberculosis (TB) en Kirguistán. El proyecto, que duró siete años, ha apoyado satisfactoriamente al Ministerio de Salud para mejorar la calidad y la disponibilidad de la atención a esta enfermedad.

Mapa de proyectos MSF Kirguizistán
15 
personas con TB-MDR iniciaron tratamiento
-A A +A

Desde 2012, MSF trabajó para implantar un modelo descentralizado de atención para la TB resistente a los medicamentos (TB-DR) en el distrito de Kara-Suu, en la provincia de Osh; este modelo pretende reducir las visitas de pacientes a los hospitales y los ingresos. Entre enero y noviembre de 2019, un 80% (de media) de los pacientes recibieron atención ambulatoria.

MSF ayudó a incorporar formas innovadoras de diagnóstico y atención, como el seguimiento en vídeo del tratamiento para mejorar la adherencia. También promovimos nuevos regímenes de medicamentos, más cortos y menos tóxicos, y mejoramos la detección de casos.

En estos siete años de proyecto, nuestros equipos apoyaron a más de 11.000 personas para que se sometieran a las pruebas de TB con GeneXpert, y alrededor de 700 casos confirmados iniciaron el tratamiento para TB-DR. La asistencia social y psicológica formó parte del paquete de atención integral que recibieron.

En Aidarken, en la provincia de Batken, continuamos abordando la alta incidencia de enfermedades no transmisibles en el contexto de una posible contaminación ambiental. En agosto, realizamos una evaluación de riesgo ambiental en el distrito de Kadamjai, lo que ayudará en el futuro a mitigar la exposición a metales pesados contaminantes. En estrecha colaboración con el Ministerio de Salud, también atendimos a mujeres y niños; entre otras actividades, lanzamos un programa piloto de detección de cáncer de cuello uterino y tratamiento previo a la lesión. En 2019, MSF y el Ministerio de Salud atendieron casi 4.800 consultas externas en Aidarken.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2019; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2019, contábamos con 87 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 2,5 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1996.