Back to top

Mar Mediterráneo y el Egeo

.
-A A +A

En 2015, Médicos Sin Fronteras lanzó varias operaciones de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo y en el Egeo, en colaboración con otras organizaciones, con el fin de intentar reducir la pérdida de vidas humanas en el mar y proporcionar ayuda de emergencia a los supervivientes de estas peligrosas travesías en barco.

Cientos de miles de refugiados, solicitantes de asilo y migrantes desesperados pagan a los traficantes de personas grandes sumas de dinero –en ocasiones los ahorros de toda una vida– para cruzar el mar y alcanzar las costas europeas. La mayoría lo hace cruzando el Mediterráneo oriental desde Turquía hasta Grecia, un viaje que puede durar entre 45 minutos y tres horas. Otros parten hacia Italia desde Libia, una travesía que puede prolongarse varios días. Los naufragios son habituales, especialmente si hace mal tiempo, porque las embarcaciones suelen ser lanchas neumáticas o barcos de pesca desahuciados. A menudo los traficantes hacinan a los pasajeros hasta superar con creces la capacidad de estas embarcaciones y los abandonan a su suerte en el mar, sin dispositivos de navegación y con escaso combustible. No es de extrañar que muchas embarcaciones corran peligro de naufragio nada más zarpar. En 2015, más de 3.700 personas perdieron la vida intentando llegar a Europa de esta manera.

MSF decidió implicarse en operaciones de búsqueda y rescate después de que la Unión Europea e Italia suspendieran la operación Mare Nostrum a finales de 2014; este dispositivo de salvamento marítimo dirigido por la Marina italiana había salvado a más de 170.000 personas entre octubre de 2013 y noviembre de 2014.

En 2015, los equipos de MSF ayudaron a más de 23.000 personas en peligro de naufragio, en un total de 120 misiones de salvamento, bien mediante rescate directo del mar bien en operaciones de traslado desde o hasta otros buques de salvamento.

M.Y. Phoenix, Bourbon Argos y Dignity I

Entre mayo y septiembre, MSF colaboró con la ONG Estación de Ayuda al Migrante por Mar (MOAS); en esta primera operación, un equipo médico de MSF viajaba en el barco M.Y. Phoenix de MOAS para prestar asistencia a los rescatados. Este buque rescató y asistió a 6.985 personas, la gran mayoría procedentes de Eritrea. El equipo de MSF realizó casi 1.650 consultas médicas, y todas aquellas personas que requerían atención adicional (como las mujeres embarazadas) fueron derivadas al Ministerio de Salud de Italia al desembarcar.

Un segundo barco, el Bourbon Argos, con capacidad para 700 personas, estaba tripulado por un equipo experimentado de búsqueda y salvamento y contaba con 10 trabajadores de MSF a bordo. El Bourbon rescató a 9.560 personas durante sus ocho meses de trabajo y dio atención médica a más de 4.440 personas.

Un tercer barco, el Dignity I, zarpó de Barcelona en junio con una tripulación de 18 personas, incluyendo el personal sanitario. Tenía capacidad para 300 pasajeros, y a lo largo de los seis meses de misión rescató a más de 6.000 personas, sobre todo frente a las costas de Libia.

Las deplorables condiciones vividas en Libia y a bordo de las embarcaciones provocaban necesidades médicas y humanitarias de diversa condición. Además de atención médica, los equipos de MSF proporcionaron a los rescatados comida, agua, ropa, cobijo, información y apoyo. Los problemas médicos más frecuentes eran dolor de cabeza, cansancio, infecciones de la piel y de las vías respiratorias altas, sarna, mareo e hipotermia. Algunas personas presentaban cuadros de deshidratación o asfixia debido a las condiciones de hacinamiento sufridas en los barcos de los traficantes. También había personas con quemaduras químicas provocadas por fugas de combustible en estos barcos, e infecciones como consecuencia de abusos sexuales.

MSF y Greenpeace en el Egeo

Pese a que el tiempo no dejaba de empeorar, en noviembre de 2015 unas 150.000 personas cruzaron el mar desde la costa turca en dirección a las islas griegas y la mayoría tocó tierra en Lesbos. Entre septiembre y noviembre, más de 320 personas, principalmente niños, habían sucumbido a la travesía. Por esta razón, MSF empezó a colaborar con Greenpeace en este sector del Mediterráneo. Entre el 7 y el 28 de diciembre, fueron asistidas 6.055 personas en 143 intervenciones: 455 personas fueron directamente sacadas del mar, mientras que el resto pudieron ser guiadas o remolcadas a un lugar seguro. Otro equipo de MSF daba atención médica en el punto de desembarco; 30 personas tuvieron que ser trasladadas a hospitales debido a la gravedad de su estado o a los traumatismos sufridos.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en el Mediterráneo y el Egeo entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. MSF España es una de las secciones de MSF que trabajan en el Mediterráneo, a bordo del barco Dignity I; además, inició un segundo proyecto en las islas griegas de Leros y Farmakonisi.