Back to top

Myanmar

Mapa de proyectos MSF Myanmar
35.000 
pacientes con VIH en tratamiento antirretroviral de primera línea
1.800 
consultas individuales de salud mental
960 
pacientes iniciaron tratamiento para la TB, de los cuales 100 para la TB-MDR
-A A +A

Médicos Sin Fronteras siguió colaborando con el Ministerio de Salud para brindar atención a pacientes con VIH o tuberculosis, además de atención primaria y vacunaciones.

Dawei, región de Taninthary

MSF sigue siendo el principal proveedor de atención a pacientes con VIH en Dawei, en la región de Tanintharyi; en 2016, trató a 2.355 personas. Este proyecto se centró en los grupos vulnerables y de alto riesgo, como los trabajadores sexuales, los hombres homosexuales y los temporeros y trabajadores extranjeros. Además, MSF siguió colaborando con el Programa Nacional contra el Sida en la descentralización del tratamiento, para acercarlo lo máximo posible a los pacientes; en paralelo, MSF traspasó al Programa Nacional el tratamiento de 742 pacientes cuya condición era estable. También trabajó para mejorar la capacidad de diagnóstico del proyecto, introduciendo el equipamiento necesario para la medición de la carga viral.

Además, MSF trató a pacientes coinfectados con VIH y otras enfermedades como la tuberculosis, la retinitis por citomegalovirus o la hepatitis C. En el caso de esta última patología, en Dawei y Yangón, algunos pacientes comenzaron un tratamiento nuevo por vía oral, más asequible y más eficaz.

Atención primaria en estado de Shan

La situación política en la región especial Wa 2 empeoró, al tiempo que MSF no conseguía que su personal internacional llegara a la población. Por esta razón, las actividades médicas fueron limitadas. A pesar de ello, en los remotos municipios de Pang Yang y Lin Haw, donde apenas hay atención médica, MSF realizó más de 9.000 consultas ambulatorias mediante clínicas fijas y móviles y dio apoyo a varias campañas de vacunación del Ministerio de Salud.

Vacunaciones en la región de Sagaing

Entre enero y marzo, MSF apoyó la campaña de vacunación organizada por el Ministerio de Salud para 10.951 niños menores de 5 años en el municipio de Lahe. Estos niños fueron inmunizados contra varias enfermedades, incluyendo polio, difteria, tétanos, tos ferina, sarampión, hepatitis B e Hib (gripe tipo B).

Yangón

En dos clínicas de Yangón, MSF atendió a 16.869 pacientes con VIH, tuberculosis o tuberculosis multirresistente a los medicamentos. También se inició el tratamiento del primer paciente de tuberculosis extrarresistente, en el marco del programa internacional endTB.

Estados de Kachin y Shan

Durante el segundo semestre de 2016, se intensificaron los conflictos en Kachin y en el norte del estado de Shan, lo cual obstaculizó la presencia de personal médico y por tanto la disponibilidad de asistencia para la población. En Kachin, MSF siguió atendiendo a 11.020 pacientes con VIH, tuberculosis y tuberculosis multirresistente. Los equipos también realizaron 68 consultas de salud mental en un campo de desplazados. En Shan, MSF proporcionó tratamiento a 4.628 pacientes con VIH y tuberculosis multirresistente y un equipo móvil llevó a cabo 900 consultas de atención primaria en todo el norte.

Menos acceso en Rakhine

Los ataques contra la Policía de fronteras en el norte de Rakhine del 9 de octubre provocaron un bloqueo completo del acceso a este estado y toda la asistencia humanitaria quedó suspendida, dejando a miles de pacientes sin atención primaria durante más de dos meses. MSF realizó unas 2.000 consultas médicas durante el último trimestre de 2016, frente a las 15.000 previstas para ese periodo. También se interrumpieron las derivaciones hospitalarias, aumentando la probabilidad de muertes evitables.

A mediados de diciembre se permitió la reanudación parcial de los programas, aunque en áreas limitadas. Aun así, los puestos de control obstaculizaron el acceso a la atención de emergencia y especializada, en particular para las personas de la etnia rohingya, y las restricciones de movimiento impuestas al personal internacional impidieron a MSF dar apoyo a sus propios equipos y sensibilizar sobre las necesidades humanitarias urgentes en la zona.

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Myanmar entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016 MSF contaba en Myanmar con 1.197 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 19,7 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1992.