Back to top
10.10.2016

Haití: evaluamos las necesidades tras el paso del huracán Matthew

Después del azote de Matthew, el huracán que sacudió Haití el pasado 4 de octubre, cuatro de nuestros equipos están evaluando las necesidades tanto de las instalaciones médicas de la zona como de las comunidades afectadas en cinco departamentos del país: Grande Anse, Sur, Nippes, Artibonite y Noroeste.

-A A +A

De momento, el acceso a las zonas afectadas es difícil, y la escala y naturaleza de las necesidades aún están por determinar. Según las autoridades haitianas, el número de muertos alcanza ya los varios centenares y sigue en aumento. Además, en las zonas afectadas, el riesgo de cólera es muy elevado.

Nuestros equipos viajaron en helicóptero y por carretera al departamento Sur, donde observaron casas y comunidades destruidas a lo largo de la costa entre Tiburón y Port a Piment.

Hasta ahora, las víctimas han empezado a llegar a los hospitales locales, muchas de ellas con lesiones en pies y piernas en proceso de infección.

Allí, nuestro equipo de MSF proporcionó primeros auxilios a los supervivientes heridos y donó material médico para el tratamiento de heridas al Hospital General de Les Cayes. En los próximos días, el centro espera un aumento del número de pacientes.

A la espera del cólera

Tras observar desde el aire la destrucción del departamento de Grande Anse, uno de nuestros equipos trata ahora de llegar por carretera a las zonas costeras.

En Nippes, otro equipo evalúa las necesidades, proporciona atención médica básica y, si es necesario, responderá al posible brote de cólera.

En los departamentos de Artibonite y Noroeste, un cuarto equipo está valorando los servicios de salud existentes con especial atención al agua y el saneamiento.

Seis proyectos en la capital

En Haití, contamos actualmente con 26 colaboradores repartidos entre varios equipos de evaluación.

Además, llevamos a cabo seis proyectos en el área metropolitana de Puerto Príncipe: la unidad de quemados del hospital del barrio de Drouillard, el hospital de traumatología de Tabarre, el centro de urgencias y estabilización de Martissant, el hospital quirúrgico Nap Kenbe, el Centro de Referencia para Urgencias Obstétricas (CRUO) del barrio de Delmas, y la clínica Pran Men'm para supervivientes de violencia sexual y de género.

Apoyamos también el centro Diquini para pacientes de cólera: allí contamos con un centro de tratamiento capaz de ponerse en marcha en pocas horas.