Back to top

Haití

Mapa de proyectos MSF Haití
14.900 
cirugías
7.500 
consultas individuales de salud mental
5.600 
partos asistidos
-A A +A

Las necesidades de salud son inmensas en Haití y, en 2016, la atención médica, ya de por sí muy limitada para la mayoría de las personas, se vio perjudicada por las repetidas huelgas en los hospitales públicos de la isla.

En la Sanidad pública escasean el personal de enfermería y los recursos, mientras que las clínicas privadas no están al alcance de la mayoría. El sistema de salud de Haití se debilitó aún más tras el huracán Matthew de finales de 2016. Médicos Sin Fronteras sigue respondiendo a las necesidades urgentes siempre que puede, pero cubrir la creciente demanda de atención médica por parte de la población requiere más inversiones por parte del Gobierno de Haití y de los donantes internacionales.

Atención médica para mujeres

En mayo de 2015, MSF abrió la clínica Pran Men'm en el distrito de Delmas 33, en Puerto Príncipe, para prestar atención médica de emergencia a las víctimas de violencia sexual y de género; para finales de año, había tratado a un total de 787 personas, entre ellas 438 mujeres jóvenes y niñas menores de 18 años. En Haití, la violencia sexual es una emergencia médica a menudo desatendida y que se subestima enormemente en las estadísticas oficiales. MSF trabaja para mejorar la disponibilidad de servicios especializados en este ámbito y para concienciar a la comunidad sobre este problema (haciendo hincapié en la necesidad de que las víctimas busquen atención médica en las 72 horas posteriores a la agresión). Las actividades de sensibilización se realizan desde grupos de orientación o mediante SMS, anuncios de radio y conferencias, en función de los grupos destinatarios.

En el mismo distrito, MSF siguió dirigiendo el Centro de Referencia para Urgencias Obstétricas (CRUO). Abierto en 2011, cuenta con 176 camas y trata a mujeres embarazadas con complicaciones como preeclampsia, eclampsia, hemorragias obstétricas, parto obstruido o ruptura uterina. En 2016, este equipo llevó a cabo más de 19.077 consultas, atendió 5.594 partos (2.176 por cesárea) e ingresó a 2.498 bebés a la unidad de urgencias neonatales. El CRUO también proporcionó atención posparto, planificación familiar, prevención de la transmisión materno-infantil del VIH y apoyo psicológico, así como tratamiento a embarazadas con cólera en una unidad especial.

Epidemia de cólera

Siete años después de la llegada del cólera a Haití, la epidemia sigue siendo un importante problema de salud pública. En 2016, los equipos de MSF trataron a un total de 2.615 pacientes directamente en sus comunidades; muchos de ellos se habían infectado después del Matthew. Además de instalar centros de tratamiento especializados, MSF ayudó a atender a los pacientes infectados que llegaban a los hospitales. Al finalizar el año, estos equipos seguían trabajando en dos centros de Delmas: el Diquini (dotado de 55 camas y administrado conjuntamente con el Ministerio de Salud) y en Figaro (gestionado solo por MSF). La organización sigue vigilando la propagación de la enfermedad y mantiene una rápida capacidad de respuesta en caso de emergencia.

Respuesta al huracán Matthew

La respuesta de MSF al huracán Matthew se centró en el sur de Haití, la región más afectada: se dio apoyo al hospital Port-à-Piment y se organizaron clínicas móviles, con un total de 17.537 pacientes atendidos (de los cuales 478 padecían cólera). MSF también reparó 26 fuentes y distribuyó más de 10 millones de litros de agua potable. En las zonas montañosas de difícil acceso, suministró materiales de construcción a 9.500 familias y vacunó a 14.000 personas.

MSF decidió mantener su presencia en Port-à-Piment, supervisando la situación sanitaria de la zona y dando respuesta a las necesidades de salud urgentes.

Servicios de salud en Puerto Príncipe

En el hospital de Drouillard, en el barrio de Cité Soleil de la capital, MSF dirige una unidad de quemados graves que se ha convertido de facto en centro de referencia nacional para estos pacientes. En 2016, fueron ingresadas 801 personas y 630 fueron operadas; el 43% de los pacientes del centro eran menores de 5 años. En concreto, se pusieron 4.071 vendajes y se realizaron 14.030 sesiones de fisioterapia y 1.773 consultas de salud mental. MSF también ofrece formación al personal de los hospitales públicos para mejorar la atención a quemados.

En Tabarre, al norte de la capital, el hospital Nap de Kenbe de MSF tuvo que hacer frente a un gran aumento de pacientes en el segundo semestre de 2016, a consecuencia de una huelga en la Sanidad pública, que dejó a una gran parte de la población sin atención gratuita. Este hospital (que tiene 121 camas y cuatro quirófanos) ofrece atención quirúrgica y de emergencia. En 2016, 15.228 pacientes fueron atendidos en urgencias (estas representaron más del 90% de los casos atendidos) y se realizaron 8.088 intervenciones quirúrgicas. El hospital cuenta también con una unidad de rehabilitación, que ofrece servicios de fisioterapia y apoyo social y mental.

Finalmente, la clínica Martissant, que cumple diez años, siguió brindando atención médica las 24 horas del día en un barrio periférico afectado por la violencia. En la clínica, los pacientes son estabilizados antes de derivarlos a centros especializados. En 2016, MSF atendió aquí a 52.344 personas, entre ellas 29.891 víctimas de traumatismos accidentales (entre ellos, 6.984 por accidentes de tráfico) y 3.695 víctimas de la violencia. La clínica derivó a 2.650 pacientes a otros hospitales. Las huelgas en la Sanidad pública tuvieron un impacto importante en el número de derivaciones realizadas a lo largo de 2016.

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Haití entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, MSF contaba en Haití con 1.687 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 41,6 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1991.