Back to top
02.08.2016

Pedimos la evacuación médica de heridos de guerra sirios hacia el norte de Jordania

Con el cierre de las fronteras, las víctimas más vulnerables del conflicto sirio, aquellas gravemente heridas por la guerra, ya no tienen la posibilidad de sobrevivir. En MSF contamos con un departa-mento quirúrgico recientemente inaugurado en el hospital gubernamental de Ar Ramtha, en el norte de Jordania y a cinco kilómetros de la frontera con Siria, donde podemos tratar a los heridos.

-A A +A

Desde Médicos Sin Fronteras (MSF) pedimos la evacuación médica de los heridos de guerra sirios a través de la frontera norte de Jordania, actualmente bloqueada. Este llamamiento coincide con la apertura de un nuevo departamento de cirugía en el hospital gubernamental de Ar Ramtha, a cinco kilómetros de la frontera con Siria. Enmarcado en el proyecto quirúrgico de emergencia de MSF, su objetivo es tratar a un gran número de heridos.

Sin embargo, desde el cierre de la frontera norte de Jordania con Siria el pasado 21 de junio, después de que un ataque suicida causara la muerte de siete soldados jordanos en las fronteras del noreste, en MSF no hemos visto ningún herido de guerra sirio en la sala de urgencias del hospital de Ar Ramtha.

"El cierre de las fronteras significa que las víctimas más vulnerables del conflicto -aquellos gravemente heridos por la guerra- ya no tienen la posibilidad de sobrevivir", asegura Luis Eguiluz, jefe de misión de MSF en Jordania. "Hasta que vuelva a establecerse el acceso a Jordania, no podrán recibir la atención médica para su supervivencia que tan desesperadamente necesitan".

Debido a la intensificación de los conflictos en el sur de Siria, el número de sirios que llegan a la clínica de Ar Ramtha con heridas traumáticas extremas va en aumento. Por ello, en septiembre de 2013, desde MSF decidimos abrir un nuevo departamento destinado a mejorar el nivel y la calidad de la atención quirúrgica y de rehabilitación post operatorios.

Desde entonces y en estrecha colaboración con el Ministerio de Salud de Jordania, hemos tratado a 1062 pacientes sirios –de los cuales 23% eran mujeres y el 36% eran niños- y hemos llevado a cabo más de 800 cirugías.

El cierre de la frontera norte de Jordania y la denegación del acceso a los heridos sirios por el conflicto plantean así graves problemas de protección, particularmente porque el sistema de salud de Siria ha quedado diezmado en los últimos cinco años de guerra indiscriminada. "Hacemos un llamamiento a las autoridades para que continúen con la solidaridad hacia los heridos de guerra -solidaridad que ha salvado las vidas de muchos niños, mujeres y hombres sirios", añade Eguiluz.

Nuestro nuevo departamento de cirugía en Ar Ramtha está preparado para recibir heridos de guerra sirios con lesiones graves y permite satisfacer mejor las necesidades médicas de la comunidad del norte de Jordania.

"Las salas de operaciones utilizadas anteriormente por nuestros equipos médicos de MSF serán entregadas al hospital de Ar Ramtha para su uso como parte del departamento de obstetricia", explica Michael Talotti, coordinador del proyecto de MSF en Ar Ramtha. "Este traspaso dará a las mujeres jordanas más privacidad y asegurará una mayor protección, independencia y acceso a estas instalaciones".

Cuatro millones de refugiados

Desde que comenzó el conflicto en Siria, más de cuatro millones de sirios han buscado refugio en los países vecinos incluyendo Jordania. En MSF trabajamos en Jordania desde agosto de 2006 con un programa de cirugía reconstructiva en Amman, la capital del país. Además, desde 2013 gestionamos un proyecto quirúrgico de emergencia en el hospital de Ar Ramtha, así como un hospital materno-infantil y dos proyectos de enfermedades no transmisibles en Irbid y Ar Ramtha. El objetivo, apoyar a los refugiados sirios y a los jordanos más vulnerables en las comunidades de acogida.