Back to top
18.12.2020

Diabetes: “Nuestros pacientes encuentran alegría y fuerza, reviven de las cenizas”

Nuestra consejera de pacientes Zeinab comparte su experiencia a la hora de ayudar en Líbano a nuestros pacientes con diabetes a controlar su afección, a pesar de los desafíos. “Muchos encuentran alegría y fuerza en las pequeñas cosas para seguir con sus vidas”, explica.

-A A +A

Por Zeinab Hammoud, apoyo al paciente de MSF en Beirut (Líbano).



Nuestra consejera de pacientes Zeinab comparte su experiencia a la hora de ayudar a nuestros pacientes con diabetes a controlar su afección a pesar de los desafíos.

“He estado trabajando en MSF con pacientes diabéticos durante casi dos años.

Mi base está en el campo de Chatila, un campo de refugiados densamente poblado en Beirut, habitado principalmente por comunidades sirias y palestinas. Sin embargo, nuestros pacientes no se limitan a los refugiados, sino que también incluyen a libaneses y trabajadores migrantes.

Trabajar con personas diabéticas es difícil, ya que padecen una enfermedad con la que no tienen más remedio que vivir el resto de sus vidas. Pero, a la vez, es realmente revelador ver cómo crecen a medida que su enfermedad se convierte en un compañero a lo largo de su viaje.

 

Asesoramiento

Trabajo apoyando a los pacientes y brindándoles asesoramiento educativo. Realizamos sesiones que cubren diferentes aspectos de la vida con diabetes.

Eso significa que observamos las características de la diabetes y los cambios en el estilo de vida que podrían mejorar el control de la misma. También ayudamos a los pacientes a comprender los síntomas, las complicaciones y la naturaleza de la enfermedad.

Las sesiones están diseñadas para adaptarse al estilo de vida de cada paciente, con el objetivo no solo de brindar información, sino de ayudar a integrar lo aprendido en su rutina diaria. El objetivo final es ayudar a las personas a vivir con diabetes.

Sidra tiene 12 años, y tiene diabetes tipo I.

Acceso a la insulina

Uno de los mayores desafíos es ayudar a los pacientes a encontrar medicamentos y la manera de mantener un estilo de vida saludable.

Establecer una rutina de medicación es una parte muy importante para controlar la diabetes, pero, debido a las dificultades sociales y económicas a las que se enfrentan las personas con las que trabajamos, puede resultarles bastante difícil acceder a los medicamentos, sobre todo a la insulina.

Sin embargo, proporcionamos a nuestros pacientes diabéticos insulina y otros medicamentos que necesitan de forma gratuita.

 

Equilibrio más que dieta

Los cambios de hábitos (como elegir alimentos más saludables) son muy  difíciles de implementar cuando los pacientes se enfrentan a tantas situaciones estresantes. Estas personas atraviesan una crisis económica, inseguridad, disturbios sociales, y cuenta con un frágil sistema de salud, entre otros aspectos.

Se recomienda, por ejemplo, a los pacientes diabéticos que sigan una dieta bien equilibrada a base de hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Desafortunadamente, debido a la inflación de los precios en el Líbano, las proteínas y las fuentes de grasas saludables, como las aves de corral y las nueces, están cada vez más fuera del alcance de muchos. Los hidratos de carbono, que suelen ser más baratos, se han convertido en la parte más importante de la dieta, pero causa un aumento del nivel de azúcar en sangre y un mayor riesgo de complicaciones.

A raíz de esto, estamos trabajando constantemente para encontrar alternativas, sugiriendo sustitutos asequibles o recomendando un estilo de vida más activo.

 

Luchar con el tratamiento

A menudo, es difícil motivar a los pacientes para que sigan su tratamiento.

Recuerdo a un paciente que vino regularmente a la clínica hace varios meses con la glucosa en la sangre descontrolada. Ya había hecho varias sesiones educativas para diabéticos, pero todavía estaba luchando por seguir con su tratamiento.

Por ello, durante una sesión que tuvimos juntos, le pregunté sobre su motivación.

Sus ojos se iluminaron cuando comenzó a hablar sobre sus hijas que, que en ese momento, todavía estaban en Siria. Me dijo que raras veces le preguntaban cómo se siente o lo que quiere. Y a partir de ahí, retomamos y comenzamos a discutir cómo podría mejorar su nivel de azúcar en sangre.

A menudo, las personas tienen la necesidad de ser escuchadas. También necesitan tener una motivación que los impulse seguir adelante. Para este hombre, pensar en sus dos hijas le dio la motivación para mejorar su nivel de azúcar en sangre.

Comprender a nuestros pacientes no es menos importante que brindarles información sobre su enfermedad.

 

Apoyo e influencia

Es posible que no pueda cambiar el entorno en el que viven los pacientes, pero definitivamente puedo influir en su forma de pensar para que puedan afrontar mejor su diabetes.

Se ha observado que los grupos de apoyo para pacientes diabéticos son muy beneficiosos porque contribuyen a crear una pequeña red social. Durante el año pasado, hemos diseñado y realizado varios grupos de apoyo para niñas adolescentes diabéticas y fue un gran éxito, ya que muchas pudieron hacer amistades y mejorar su nivel de azúcar en la sangre.

Los últimos dos años han sido realmente gratificantes. He aprendido mucho de las luchas diarias de los pacientes con la vida y su compañera de toda la vida, la diabetes.

Verlos cargar tanto con tan poco es triste pero también esclarecedor. Muchos pacientes encuentran alegría y fuerza en las pequeñas cosas para seguir con sus vidas. Aguantan y siguen luchando por vivir; resurgen de las cenizas.

Eso me hace darme cuenta de lo resistentes que podemos ser y me da más fuerza  para superar los contratiempos y los obstáculos.