Back to top
28.02.2020

La cuarentena del Ocean Viking por coronavirus es discriminatoria: debemos regresar al mar

Nuestro barco de búsqueda y rescate lleva 5 días fondeado y no hay ninguna sospecha médica de que los tripulantes hayan contraído el coronavirus. Mientras, varias embarcaciones en peligro en el Mediterráneo central no pueden contar con nuestra asistencia.

-A A +A

Cuando Italia se vio afectada por la epidemia de coronavirus (Covid-19), el Ocean Viking, el barco de búsqueda y rescate que gestionamos con SOS Méditerranée, fue puesto en cuarentena tras desembarcado a las 276 personas rescatadas en el mar en los días anteriores.

El navío ha cumplido con todas las medidas y lleva fondeado frente a Pozzallo cinco días. Cada vez resulta más evidente que estas medidas de cuarentena se aplican de manera discriminatoria solo a embarcaciones de búsqueda y salvamento.

En palabras de Michael Fark, nuestro coordinador general para el Mediterráneo y Libia:

“Poner en cuarentena el Ocean Viking es equivalente a detener una ambulancia en medio de una emergencia. Se trata de una acción discriminatoria: los únicos buques que se han puesto en cuarentena son aquellos que realizan rescates.

En las últimas 48 horas, hemos recibido reportes de embarcaciones en peligro en el Mediterráneo central. Estamos profundamente preocupados por el destino de las personas que van en ellas.

Aunque hemos cumplido plenamente con las medidas preventivas, en la actualidad no tenemos ninguna razón para sospechar que alguno de los tripulantes a bordo haya contraído o haya estado expuesto al virus.

Siguiendo la solicitud de las autoridades italianas, nuestro equipo médico está comprobando e informando de la temperatura y el estado de salud de toda la tripulación dos veces al día.

A medida que el conflicto en Libia empeora, los migrantes y refugiados atrapados en el país narran que no les queda otra opción que poner en riesgo sus vidas para escapar del país a través del Mediterráneo.

Urge que el Ocean Viking regrese al mar para rescatar a hombres, mujeres y niños y evitar la pérdida de vidas. Las preocupaciones legítimas de salud pública planteadas para hacer frente al Covid-19 no pueden ser una justificación para obstaculizar los rescates. Tanto en tierra como en mar, la prioridad es salvar vidas”.

Algunos datos

- A bordo del Ocean Viking hay 32 tripulantes y un periodista. El navío permanece fondeado en cuarentena en el puerto siciliano de Pozzallo desde el domingo 23 de febrero.

- Nuestro personal médico está capacitado y puede aplicar todas las medidas de prevención, incluidas las del Covid-19, siguiendo los protocolos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud italiano.

- Tras el desembarco de 276 personas el domingo 23 de febrero en Pozzallo, los supervivientes permanecen en cuarentena. No se han reportado casos de Covid-19.