Back to top
27.05.2019

"Como si llovieran balas" en República Centroafricana

El martes 21 de mayo, 39 civiles fueron asesinados por hombres armados que entraron y atacaron tres pueblos en la región de Ouham Pendé. Tratamos a uno de los supervivientes: esto es lo que recuerda de este trágico día.

-A A +A

El 21 de mayo, en los pueblos de Ndjondjom, Koundjili y Bohong, a unos 50 kilómetros de distancia de Paoua, en el noroeste de la República Centroafricana, varios hombres armados atacaron y dispararon a un grupo de civiles que habían logrado reunir con la excusa de organizar una reunión con la comunidad.

“Hombres armados, que usaban ropa militar y estaban armados con kalashnikovs, llegaron a mi pueblo y pidieron ver a los líderes de la comunidad para organizar una reunión con los habitantes. Las personas se reunieron bajo de un árbol de mangos”, relata Alphonse, uno de los supervivientes del ataque, quien resultó herido por los disparos y fue atendido por nuestro equipo.

“Después comenzaron a atarnos. Rompieron mi playera para atar mis brazos. Nos pusieron unos encima de otros y comenzaron a disparar. Sentíamos como si llovieran balas”, recuerda.

Tres personas heridas fueron admitidas al Hospital de Paoua, donde trabajamos. Según Alphonse, muy pocas personas lograron sobrevivir al ataque: él lo consiguió porque fingió estar muerto. “Algunos pudieron huir, pero los demás fueron asesinados. Algunos de nuestros familiares nos llevaron en motocicletas al Hospital de Paoua. Me han dicho que siguen encontrando cadáveres en los arbustos que rodean el pueblo”, añade Alphonse.

Según la ONU y las autoridades centroafricanas, un total de 39 civiles fueron asesinados en Bohong, Ndjondjom y Koundjili, y 15 más fueron masacrados en ataques separados que se presentaron días antes en Maikolo. En total, 54 personas asesinadas. Es el primer ataque a gran escala tras la relativa calma que siguió a la firma de un tratado de paz entre el gobierno y 14 grupos armados en febrero de 2019.