Back to top
04.07.2018

Ébola en República Democrática del Congo: el principio del fin del brote

Tras dos meses de intervención de emergencia en la provincia de Ecuador, hemos empezado a traspasar nuestras actividades al Ministerio de Salud local. Aunque el brote de Ébola no ha terminado, ha remitido notablemente.

-A A +A

El brote de Ébola declarado en el noroeste de la República Democrática del Congo (RDC) el pasado 8 de mayo ha remitido notablemente, aunque aún no se haya dado por terminado. Por ello, nuestros equipos especializados en la ciudad de Mbandaka y las zonas rurales de Bikoro, Itipo e Iboko abandonarán el 15 de julio la misión de lucha contra la enfermedad en este país.

"Este brote de Ébola no ha acabado todavía oficialmente, pero estamos muy satisfechos con el progreso logrado", explica nuestro coordinador de emergencias en Ecuador, Henry Gray, tras señalar que, dado el bajo volumen de casos y la mayor experiencia del personal local, “el Ministerio de Sanidad está bien situado para acabar el trabajo que empezamos juntos".

Durante estos dos meses de respuesta de emergencia, el Ministerio de Salud nos ha apoyado en las zonas afectadas y en el tratamiento de 38 pacientes confirmados, 24 de los cuales lograron sobrevivir y regresar a casa. Desgraciadamente, 14 fallecieron.

Además, 120 pacientes que presentaban síntomas de Ébola fueron aislados y sometidos a la prueba del virus, pero dieron negativo y pudieron volver a sus hogares.

El proceso de traspaso a las autoridades locales empezó el pasado 20 de junio con el cierre de un centro transitorio de tratamiento del ébola en el Hospital General de Referencia de Itipo, y está previsto que acabe el 15 de julio.

Todos los nuevos casos sospechosos se están tratando ahora en el Centro de Tratamiento para pacientes de Ébola (CTE) gestionado por la organización ALIMA, también encargada de la emergencia y de la supervisión de los pacientes. ALIMA también asistirá al Ministerio de Salud congoleño en la gestión de una clínica para supervivientes de Ébola.

42 días después

Así, si no hay más casos confirmados de Ébola, el brote será oficialmente dado por terminado por las autoridades sanitarias congoleñas el próximo 22 de julio, cuando se cumplirán justo 42 días (dos veces el periodo máximo de incubación del Ébola) sin casos confirmados de la enfermedad.

Un total de 3.199 personas han sido vacunadas contra el Ébola con un tratamiento experimental dentro de un programa auspiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que ha colaborado personal de la OMS, del Ministerio de Sanidad local y de nuestra organización.

El Ébola se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, y puede alcanzar una tasa de mortalidad del 90%.