Back to top
23.05.2018

Ébola en República Democrática del Congo: el reto, detener la propagación de la enfermedad

Ya son 28 casos confirmados por laboratorio en Bikoro, Iboko y Mbandaka. Trabajamos a contrarreloj para contener el brote: identificamos nuevos casos y las personas con las que han estado en contacto, aislamos y tratamos a los pacientes, y sensibilizamos a las comunidades locales.

-A A +A

El brote de fiebre hemorrágica por el virus del Ébola continúa en la provincia de Ecuador, en República Democrática del Congo (RDC). Hasta la fecha, y según datos del Ministerio de Salud del país, ya son 28 casos confirmados por laboratorio entre Bikoro, Iboko y Mbandaka, las tres zonas afectadas.

En concreto, la ciudad de Mbandaka tiene más de un millón de habitantes y es un puerto muy activo en el río Congo.

Los casos están relacionados con epicentro de la epidemia, al este del lago Tumba. En total, se suman 51 personas que han presentado síntomas de fiebre hemorrágica en la región, de las cuales 26 han muerto. En estos momentos, además de los 28 casos confirmados de Ébola, hay además 21 probables y otros dos sospechosos.

Para hacer frente a esta epidemia y limitar al máximo el riesgo de su propagación, estamos intensificando nuestra respuesta en las zonas afectadas: Mbandaka y Bikoro. Además, el lunes 21 de mayo empezó una campaña de vacunación (la vacuna contra el Ébola rVSVDG-ZEBOV-GP) y el Ministerio de Salud nacional, y haremos lo mismo a finales de esta semana con nuestros compañeros que están en primera línea trabajando contra la enfermedad. 

Ya la semana pasada llegaron a Mbandaka y Bikoro, donde establecieron una zona de aislamiento con cinco camas en el hospital principal de Mbandaka, y otra con 10 camas en el hospital de Bikoro. También instalaron dos centros de tratamiento de Ébola en Mbandaka y Bikoro, con 20 camas cada uno.

Identificación y contención

La estrategia para contener el brote de Ébola incluye la identidicación de nuevos casos confirmados por laboratorio y de las personas con las que han estado en contacto. Nuestra intervención contra un brote de Ébola se centra en el tratamiento temprano y el aislamiento de las personas enfermas, la detección y el seguimiento de los contactos, así como la información y la sensibilización a las comunidades sobre la enfermedad (cómo se previene y dónde tienen que acudir para buscar atención, apoyo al sistema de salud y cambio temporal de la conducta cultural en torno a los funerales).

Por todo ello, trabajamos sin descanso para detener la propagación de la enfermedad. Entre nuestro personal sobre el terreno se encuentran algunos de nuestros compañeros de terreno más experimentados en Ébola, incluidos personal médico, expertos en control de infecciones y especialistas en logística.

Trabajamos en la República Democrática del Congo desde 1981. En la actualidad contamos con proyectos regulares y de emergencia en 20 de las 26 provincias del país, en los que brindamos atención médica a las víctimas de conflictos y violencia, a desplazados y a quienes sufren epidemias o pandemias como fiebre hemorrágica, cólera, sarampión o VIH/sida.

Brote de Ébola en Congo