Back to top
03.04.2017

Siria: dos muertos y 13 heridos por un ataque al hospital de Latamné

La bomba lanzada por un helicóptero se suma a los 71 ataques a centros médicos durante el último año. Los pacientes y el personal sanitario del hospital sufrieron complicaciones respiratorias y quemaduras, lo que sugiere un uso de armas químicas.

-A A +A

El pasado 25 de marzo, el hospital que apoyamos en Latamné, en el norte de Siria, recibió el impacto de una bomba lanzada desde un helicóptero.

El ataque, que se produjo sobre las 18 horas en la gobernación de Hama, en el noroeste del país, se cobró la vida de dos personas. Una de ellas, el doctor Daruish, el cirujano ortopédico del centro.

Además, trece personas resultaron heridas y tuvieron que ser atendidas en otros hospitales.

“Con la pérdida del doctor Daruish, ahora solo quedan dos cirujanos ortopédicos para atender a una población de alrededor 120.000 personas”, lamenta Massimiliano Rebaudengo, nuestro coordinador general en el norte de Siria.

Además, la información recogida por el personal sanitario del centro sugiere el uso de armas químicas. Tanto pacientes como personal sanitario explicaron que, tras el impacto del proyectil, sufrieron complicaciones respiratorias y quemaduras en las membranas mucosas, síntomas similares a los que se presentan tras un ataque con armas químicas.

Después del ataque, el hospital dejó de funcionar durante tres días, tras los cuales la sala de urgencias volvió a abrirse.             

El hospital de Latamné ofrece atención médica a una población de unas 8.000 personas y se encuentra a varios kilómetros de la línea del frente, donde se producen los combates entre el Gobierno y la oposición.

Antes del ataque, el hospital contaba con una sala de urgencias y un servicio de hospitalización, y proporcionaba asistencia en cirugía general y ortopédica.

“Aunque el Derecho Internacional Humanitario (DIH) prohíbe los bombardeos a hospitales, es una práctica común en Siria que afecta gravemente a los servicios de atención médica”, denuncia Rebaudengo.

A pesar de que en enero comenzó una nueva ronda de negociaciones de paz entre las partes en conflicto, los combates se han incrementado en varios frentes. Recientemente, unas 40.000 personas del norte de la gobernación de Hama han huido de sus hogares debido a los enfrentamientos.

Durante el último año, se han producido al menos 71 ataques en 32 instalaciones médicas diferentes que apoyamos o gestionamos en Siria.  El pasado 22 de febrero, por ejemplo, varios misiles alcanzaron uno de los centros médicos que apoyamos en la gobernación de Idlib. Seis personas murieron y 33 resultaron heridas.

Gestionamos de forma directa cuatro instalaciones médicas en el norte de Siria y apoyamos a más de 150 centros médicos a lo largo del país.