Back to top
10.10.2016

Siria: los continuos bombardeos dañan cuatro hospitales en Damasco

Dos de los más importantes hospitales que apoyamos en las áreas controladas por la oposición en la gobernación de Damasco, en el suroeste de Siria, han sido dañados por bombardeos continuos.

-A A +A

Con Alepo atrayendo el foco de atención militar, diplomática y humanitaria, estos incidentes se enmarcan en el incremento de la respuesta militar del Gobierno de Siria y sus aliados. Los bombardeos tuvieron lugar el pasado 5 de octubre y destruyeron por completo el hospital Jan el Shi, en el sureste de Damasco: a lo largo de la tarde y de la noche, cuatro bombas y cerca de 20 misiles impactaron en el centro médico y sus alrededores.

Como consecuencia, el ataque se cobró la vida de cuatro personas: dos pacientes y dos miembros del personal del hospital. Además, 11 pacientes resultaron heridos, nueve con heridas leves y dos con heridas graves que requirieron atención quirúrgica.

Incubadoras destruidas

Dos días antes, durante la tarde del 3 de octubre, varios misiles impactaron en dos secciones del Hospital Rif Damasco, en el suburbio de Duma (Guta oriental), causando grandes daños, sobre todo en las incubadoras del servicio de neonatología y en el laboratorio. Ambas áreas eran indispensables para el buen funcionamiento del hospital, cuya capacidad de respuesta ha quedado gravemente limitada.

Además, el mismo día, los dos hospitales de referencia más importantes de las áreas de Qudsaya y Hameh, al norte de Damasco, también sufrieron impactos.

Durante la tarde, la artillería golpeó directamente el hospital Qudsaya. Cinco pacientes resultaron heridos a causa del impacto, dos de ellos de gravedad. El hospital sufrió leves daños y sigue en funcionamiento.

En el mismo periodo de tiempo, una bomba lanzada desde un helicóptero muy cerca dal hospital de Hameh causó daños leves en el recinto, aún en funcionamiento.

“Este es otro capítulo indignante y atroz en la historia de violaciones del Derecho Internacional Humanitario en la guerra en Siria”, afirma Brice de le Vigne, director de Operaciones de Médicos Sin Fronteras (MSF).

“Uno de los principios básicos del Derecho Internacional Humanitario establece que los ataques indiscriminados contra las instalaciones médicas son totalmente inaceptables. Continuaremos denunciando estas situaciones incluso cuando la misma atención médica se convierta en una víctima del conflicto”, subraya.

 

Gestionamos seis centros médicos en todo el norte de Siria y asistimos a más de 150 centros de salud y hospitales en todo el país, tanto en Alepo como en otras zonas sitiadas.