Back to top
26.06.2017

Somalia: volvemos a trabajar en el país cuatro años después

Hemos reiniciado nuestras actividades médicas en materia de desnutrición y pediatría. Pedimos de nuevo que todas las partes en el conflicto apoyen la asistencia médica y respeten la seguridad de los trabajadores humanitarios.

-A A +A

Cerca de cuatro años después de retirar nuestros equipos de Somalia, volvemos a prestar atención de pacientes en el país. De esta forma, en colaboración con el Ministerio de Salud, apoyamos al Hospital Regional de Mudug, al norte de Galkayo, en la región de Puntland.

Así, en mayo comenzamos a prestar apoyo al programa de alimentación terapéutica del hospital, y en junio al servicio de pediatría. Con un promedio de 10 nuevas admisiones al día, el personal médico en el centro de alimentación terapéutica intensiva ya ha tratado a 349 niños menores de 5 años con desnutrición aguda severa, con un número máximo de pacientes de 111 a la vez.

Además, un total de 201 niños también han ingresado en una sala de aislamiento y tratamiento de sarampión, y nuestros equipos han admitido a 100 niños en el servicio de pediatría y han proporcionado 2.297 consultas pediátricas ambulatorias desde principios del mes de junio.

Desde que retiramos nuestros equipos de Somalia hace cuatro años debido a una serie de ataques extremos contra nuestro personal, hemos seguido de cerca la situación en el país y hemos vuelto a contactar con las autoridades pertinentes, evaluando si las condiciones permitían o no que nuestro personal trabajara con seguridad, y que la ayuda humanitaria pudiera ser ofrecida y respetada.

Reiteramos hoy la necesidad de que todas las partes en el conflicto apoyen la asistencia médica que proporciona al pueblo somalí y que respeten la seguridad de los trabajadores humanitarios que arriesgan sus vidas para cuidar de ellos.

Debido a pasadas experiencias, nuestro regreso a Somalia es prudente y modesto. En este sentido, por ahora, los programas médicos y humanitarios en Puntland se ofrecerán a una escala limitada. Nuestra presencia en el país, el alcance de nuestros programas y la posible expansión de nuestra labor a otras regiones del país dependerá totalmente de la aceptación, la facilitación y el apoyo activo de las autoridades y comunidades a las que prestamos nuestros servicios.