Back to top

Camerún

En 2019, seguimos asistiendo a personas desplazadas y refugiadas y a comunidades de acogida vulnerables en áreas afectadas por los conflictos y la violencia.

Mapa de proyectos MSF Camerún
221.600  
consultas externas
6.046  
cirugías
3.540 
personas atendidas tras sufrir violencia física
-A A +A

Los conflictos entre las fuerzas gubernamentales y los grupos separatistas se intensificaron en las regiones Suroeste y Noroeste. Por otra parte, en la vecina Nigeria, la violencia y los ataques por parte de grupos armados aumentaron en la zona del noreste, lo que obligó a miles de personas a cruzar a Camerún para busar refugio en la región de Extremo Norte.

Violencia en Noroeste y Suroeste

La violencia en las regiones de Noroeste y Suroeste ha desplazado a más de 700.000 personas, de acuerdo con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, y ha afectado enormemente la prestación de servicios de salud.

Para mejorar la atención disponible para la población y responder a las crecientes necesidades, nuestros equipos colaboraron con cerca de 30 hospitales y centros de salud en Bamenda, Widikum, Kumba y Mamfé, y dirigieron un servicio gratuito de ambulancias (disponible las 24 horas del día), que realizó más de 9.000 derivaciones en 2019. Nuestras actividades se centraron en la atención de emergencia, en especial para las víctimas de violencia armada y sexual, la atención pediátrica y la maternidad.

También capacitamos a personal comunitario de salud para que se encarguen de la promoción de la salud y puedan atender casos simples de las enfermedades más frecuentes, como la malaria y la diarrea. Este apoyo basado en la comunidad es fundamental, ya que muchas personas huyeron al monte, donde no hay atención médica ni otros servicios básicos.

Durante el año, este personal comunitario atendió cerca de 150.000 consultas, en su mayoría relacionadas con la malaria.

Personas refugiadas y desplazadas en Extremo Norte

En esta región, la población sigue sufriendo la violencia diaria y, al mismo tiempo, una pobreza extrema y una meteorología impredecible.

Tenemos equipos trabajando en hospitales en Mora y Maroua, donde ofrecen atención nutricional, salud mental, promoción de la salud y cirugía de emergencia para situaciones de víctimas en masa.

Más cerca de la frontera con Nigeria, ayudamos a los centros de salud con atención básica y derivaciones hospitalarias. En 2019, también capacitamos a más de 40 agentes de salud comunitarios en Kolofata y Limani, para que diagnostiquen y traten casos simples de las enfermedades infantiles más frecuentes, y para que identifiquen y deriven los casos complicados a centros de salud y hospitales.

A principios de año, en Goura, proporcionamos asistencia de emergencia a unas 35.000  personas procedentes de la vecina Nigeria, que habían huido cruzando la frontera desde Rann tras sufrir un ataque de un grupo armado.

Durante 2019, en nuestros proyectos en Extremo Norte, atendimos unas 75.000 consultas médicas, 5.000 de salud mental y 5.700 de salud reproductiva. Además, atendimos (en nuestros centros o en las comunidades) a más de 23.000 niños con enfermedades como malaria, diarrea y desnutrición, y practicamos 4.000 cirugías.

Brotes de enfermedades

Continuamos respondiendo al brote de cólera activo desde el año anterior en las regiones de Norte y Extremo Norte, y también a otro nuevo que se declaró en la península de Bakassi (Suroeste). Nuestros equipos atendieron a 260 personas con cólera y vacunaron a más de 35.500 contra la enfermedad. También realizamos vigilancia epidemiológica y promoción de la salud.

Además, colaboramos en la respuesta a un brote de sarampión en Maroua, donde atendimos a más de 1.300 pacientes sin complicaciones en consultas externas e ingresamos a cerca de 400 casos graves en el centro de tratamiento de Dougoi.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2019; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2019, contábamos con 712 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 17,8 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1984.

En 2019, MSF España era una de las secciones de MSF con actividades en el país. Si quieres conocer más en profundidad nuestro trabajo allí, consulta nuestro ‘Informe de Misiones’.