Back to top

Camerún

Mapa de proyectos MSF Camerún
Consultas externas: 
68.400
Niños con desnutrición severa atendidos en centros de nutrición terapéutica: 
7.900
-A A +A

En 2015, Médicos Sin Fronteras lanzó una intervención de emergencia en la región más septentrional de Camerún para atender a las personas que huían de la violencia en Nigeria.

Cientos de miles de personas escaparon en 2015 del noreste de Nigeria en dirección a Camerún, Chad y Níger, para refugiarse de la violencia de la milicia Boko Haram. A lo largo del año, la violencia se extendió desde Nigeria a los tres países vecinos, causando el desplazamiento de decenas de miles de personas más. Para diciembre, había en Camerún unos 70.000 refugiados y 90.000 desplazados internos.

En respuesta a esta crisis, MSF comenzó a dar asistencia médica en varios emplazamientos del norte del país. En el campo de Minawao, administrado por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), MSF comenzó en febrero a prestar atención médica, servicios de maternidad, ayuda nutricional y actividades de agua y saneamiento (construcción de letrinas y duchas y suministro de agua limpia). En agosto, MSF vacunó de forma preventiva contra el cólera y el tétanos a unas 58.000 personas, tanto refugiados como vecinos de las comunidades locales de acogida.

En las ciudades de Mokolo y Mora, cerca de la frontera con Nigeria, MSF dio atención nutricional y pediátrica a los desplazados y a la población local, con casi 13.000 consultas y 5.000 niños atendidos. En junio, en el hospital local de Kousseri, en la frontera con Chad, empezó a colaborar con el servicio de cirugía, asumiendo las intervenciones de emergencia y las cesáreas.

En julio, dos ataques suicidas en la ciudad de Maroua provocaron un gran número de víctimas y MSF ayudó a las autoridades sanitarias locales en la atención a los heridos.

Refugiados de RCA

En el este de Camerún, MSF siguió atendiendo a los refugiados que habían llegado en 2014 huyendo del conflicto en la vecina República Centroafricana. En colaboración con el Ministerio de Salud camerunés, MSF dio atención médica, nutricional y psicológica a los refugiados y a las comunidades de acogida en Garoua-Boulaï, Gbiti y Batouri. La mayoría de los pacientes sufría desnutrición, malaria e infecciones respiratorias.

En el caso de Garoua-Boulaï, donde MSF trabajaba en el Hospital Protestante, las actividades fueron traspasadas en julio a Cruz Roja Francesa. Al cabo de un año de trabajo en este centro, los equipos de MSF habían atendido a 1.635 niños con desnutrición.

Por otra parte, en la ciudad fronteriza de Gbiti, MSF gestionó un centro de nutrición terapéutica, donde prestaba consultas de atención primaria, derivándose los casos graves al hospital de distrito de Batouri. En este último, MSF dio apoyo en el tratamiento de pacientes con desnutrición severa con complicaciones, la mayoría de los cuales eran niños menores de 5 años. Este programa nutricional dio tratamiento en 2015 a más de 1.800 niños, a pesar de contar solo con 90 camas de hospitalización.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Camerún entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF contaba en Camerún con 639 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 12,2 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1984.