Back to top

Costa de Marfil

En 2018, nuestro objetivo principal en Costa de Marfil siguió siendo mejorar la salud de madres e hijos.

Mapa de proyectos MSF Costa de Marfil
6.440 
partos, incluyendo 620 cesáreas
-A A +A

Después de décadas de inestabilidad, el sistema de salud aún se recupera de la crisis política y militar que sufrió el país entre 2002 y 2010. La tasa de mortalidad materna es particularmente alta, de 645 muertes por cada 100.000 niños nacidos vivos, según la Organización Mundial de la Salud. El Ministerio de Salud ha dado prioridad a la atención médica materna y la ofrece de forma gratuita a todas las mujeres embarazadas; pero las restricciones presupuestarias, el desabastecimiento de medicamentos y la falta de personal capacitado siguen dificultando que madres y recién nacidos se beneficien de servicios de buena calidad.

Las necesidades son especialmente graves en áreas rurales como Hambol, donde hemos colaborado con el Ministerio de Salud desde 2014. Tenemos equipos trabajando en los servicios de maternidad, neonatología y cirugía del hospital de referencia de Katiola; solo en 2018, tuvimos ingresados a 793 recién nacidos. También proporcionamos suministros médicos, personal y formación a los hospitales de Dabakala y Niakara y a seis centros de salud, y ayudamos en las derivaciones de las urgencias obstétricas y neonatales.

Para reducir la transmisión de la hepatitis B de madre a hijo, comenzamos a trabajar con el Ministerio de Salud para introducir la vacunación sistemática inmediatamente después del parto. En 2018, fueron vacunados más de 11.000 recién nacidos en los centros a los que dábamos apoyo.

También respondimos a emergencias cuando fue necesario. En septiembre, distribuimos lonas de plástico, utensilios de cocina y mantas a un centenar de familias que habían perdido sus casas en Attienhaka, a 15 kilómetros de Katiola, cuando parte de la aldea fue incendiada en represalia por un delito.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2018; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2018, contábamos con 216 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 5,4 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1990.