Back to top

Guinea

En 2018, seguimos colaborando con el Ministerio de Salud guineano para brindar atención a 12.500 personas con VIH que estaban recibiendo tratamiento antirretroviral (y lo necesitarán de por vida)

Mapa de proyectos MSF Guinea
24.100 
personas con malaria tratadas
11.500 
personas con VIH en tratamiento ARV de primera línea
1.030 
personas con VIH en tratamiento ARV de segunda línea
-A A +A

En la capital, Conakry, dirigimos servicios de pruebas, tratamiento y seguimiento para pacientes estables con VIH; estas actividades se desarrollaban en ocho centros de salud. Además, trabajamos en una unidad de 31 camas en el hospital de Donka, para ofrecer atención especializada.

En 2018, pusimos en marcha un programa destinado a mejorar la adherencia al tratamiento antirretroviral y mitigar el estigma: se trata de que los pacientes reciban sus medicamentos en paquetes semestrales (en lugar de mensuales). De forma paralela, colaboramos con el sistema nacional de farmacia, al que suministramos medicamentos ARV en caso de interrupciones en el suministro.

En Kouroussa, en el noreste, continuamos con la implementación de un programa de salud infantil que se había iniciado en 2017, y proporcionamos personal y apoyo logístico al hospital provincial, que presta servicio a una población de 315.000 personas. En 2018, ingresaron más de 3.000 niños menores de 5 años, más de la mitad de ellos con malaria grave.

Dentro de nuestra estrategia para evitar que los niños contraigan enfermedades complicadas y para reducir la mortalidad infantil, en 2018 nos centramos en brindar atención comunitaria de forma temprana. Preparamos a un equipo de 120 personas voluntarias de la comunidad, para que puedan realizar la prueba rápida de la malaria; hubo 8.819 niños diagnosticados y más del 90% recibieron tratamiento directamente en la misma comunidad.

Este equipo comunitario también revisa el estado nutricional de los niños mediante la medición del perímetro mesobraquial mediante el brazalete MUAC, lo que permite detectar signos de desnutrición e identificar a los que deben ser derivados al centro de salud más cercano. Este programa se completa con el apoyo que prestamos a nueve centros de salud.

En mayo, vacunamos a más de 18.000 niños en Kouroussa durante un brote de sarampión y en noviembre lanzamos una campaña preventiva a gran escala en colaboración con las autoridades sanitarias, después de otro pico de casos. Para el 23 de diciembre, habían sido vacunados más de 74.000 niños de entre 6 meses y 7 años de edad.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2018; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2018, contábamos con 302 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 8,4 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1984.

Testimonio de una paciente:

Salematou Camara (61 años), superviviente del Ébola

“Cuando salí del centro de Ébola y volví a casa, solo se me acercaron mis hijos e hijas: los demás no se atrevían. Ahora la situación ha mejorado mucho, pero sigo teniendo cataratas y no me pueden operar porque está prohibida la cirugía ocular en personas que hayan sobrevivido al Ébola”.