Back to top

Italia

El Gobierno italiano ha endurecido sus políticas de asilo y migración, lo que dificulta aún más el acceso a la atención médica para las personas que la necesitan.

Mapa de proyectos MSF Italia
490 
consultas individuales de salud mental
1.540  
consultas externas
-A A +A

En 2019, MSF continuó abordando las brechas en los servicios médicos disponibles para las personas más vulnerables y plantando cara a estas políticas restrictivas.

Entre julio y noviembre, dirigimos una clínica móvil en la región de Basilicata, en el sur del país, centrada en la atención a migrantes que trabajan de jornaleros en la agricultura. En su mayor parte, viven en condiciones de hacinamiento e insalubridad en asentamientos rurales aislados, en campamentos improvisados o en tierras ocupadas ilegalmente. En cinco meses, atendimos más de 900 consultas médicas y otras 400 de mediación con otras organizaciones especializadas en asesoramiento legal. Al acabar el año, un colectivo médico local se hizo cargo de estas actividades.

En noviembre, cerramos el centro de rehabilitación para víctimas de tortura que habíamos abierto en Roma en 2016. El proyecto, gestionado en colaboración con Médicos contra la Tortura y la Asociación de Estudios Jurídicos sobre Inmigración (ASGI), adoptó un enfoque multidisciplinario, con consultas médicas y psicológicas, fisioterapia y apoyo social. Benefició a más de 200 personas; en su mayoría, recibieron el alta en 2019, menos una decena de personas, cuyo estado era más grave y fueron derivadas a las organizaciones con las que habíamos trabajado o a otras terceras.

Nuestros equipos siguen ofreciendo primeros auxilios psicológicos en los puertos de desembarco a personas que han sufrido eventos traumáticos mientras cruzaban el Mediterráneo. En 2019, nuestros equipos de psicólogos y mediadores interculturales asistieron a unas 40 personas en dos intervenciones en Lampedusa y Catania.

A lo largo del año, en Palermo, Roma y Turín, ayudamos a cerca de 1.060 personas a acceder a la Sanidad nacional, en colaboración con las autoridades locales.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2019; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2019, contábamos con 32 profesionales y gastamos 2,4 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1999.