Back to top

Liberia

En 2019, MSF siguió gestionando un hospital pediátrico en la capital, Monrovia, e implementó un nuevo modelo de atención para personas con trastornos de salud mental y epilepsia.

Mapa de proyectos MSF Liberia
5.320 
hospitalizaciones, incluyendo 1.490 en programas de nutrición infantil
1.100 cirugías 
cirugías
-A A +A

En marzo de 2015, durante la epidemia de Ébola, MSF abrió el hospital Bardnesville Junction de Monrovia para abordar las brechas sufridas por la atención pediátrica. Se encuentra en un gran barrio muy empobrecido.

En 2019, este hospital de 92 camas seguía dando atención especializada a niños con afecciones como la malaria o la desnutrición aguda severa. En este centro también ofrecemos formación para personal médico, anestesista y de enfermería. Además, se abrieron dos quirófanos en 2018, que realizan desde cirugía urológica a cirugía plástica reconstructiva. En 2019, incorporamos un laboratorio de microbiología, que nos permitió diagnosticar mejor las enfermedades infecciosas, adaptar el tratamiento a los pacientes y controlar la resistencia a los antibióticos.

En julio, ampliamos nuestro programa de atención comunitaria para personas con trastornos de salud mental y epilepsia a una quinta localidad, West Point, un municipio densamente poblado del área metropolitana de Monrovia.

Junto con el Ministerio de Salud, supervisamos y apoyamos al personal clínico en el tratamiento de trastornos de salud mental y epilepsia en centros de atención médica general; también nos encargamos del seguimiento activo de los pacientes y sus familias. Además, ayudamos al personal psicosocial y voluntario en sus tareas de educación para la salud sobre epilepsia, esquizofrenia y otras afecciones de salud mental en las comunidades, destinadas a aliviar el estigma social que afecta a estas personas.

En total, en 2019, atendimos a 1.690 personas con epilepsia o trastornos de salud mental.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2019; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2019, contábamos con 334 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 5,9 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1990.