Back to top

Níger

Mapa de proyectos MSF Niger
Pacientes con malaria tratados: 
141.500
Vacunaciones contra la meningitis en una epidemia: 
101.500
Niños con desnutrición severa atendidos en centros de nutrición terapéutica: 
65.700
Vacunaciones rutinarias: 
60.000
-A A +A

Níger resultó afectado por un grave brote de meningitis en 2015, y además tuvo que lidiar con el aumento del número de refugiados y desplazados internos debido a la violencia.

En 2015, la presencia de la milicia Boko Haram (Estado Islámico de África Occidental), que sembraba el terror en la vecina Nigeria, forzó enormes desplazamientos de población hacia Níger. Los refugiados se asentaron en Diffa, donde también se produjeron ataques directos y una contraofensiva militar que provocó nuevos desplazamientos. Para finales de año, había más de 300.000 refugiados nigerianos y desplazados y retornados nigerinos en Diffa, malviviendo en condiciones precarias, sin acceso a la atención médica y muy vulnerables a las enfermedades y la violencia.

En 2015, MSF empezó a trabajar en la región de Diffa, en colaboración con el Ministerio de Salud, para mejorar la atención médica disponible para los desplazados y las comunidades de acogida. Así, inició actividades en el principal centro de salud materno-infantil de Diffa ciudad, en el hospital de distrito de la ciudad de Nguigmi y en varios centros de salud de los distritos de Diffa, Nguigmi y Bosso. MSF también proporcionó atención médica y asumió la mejora del agua y el saneamiento en el campo de Assaga, que alberga a unos 12.000 refugiados nigerianos, y en Yebi, donde hay unas 30.000 personas.

Estos equipos realizaron más de 142.000 consultas médicas en toda región. En el campo de Assaga, además, 2.700 niños fueron vacunados contra el sarampión, mientras que en Gueskérou, Bosso, Chetimari, Gagamari, Assaga, Diffa, Damasak y Djamea, se distribuyeron más de 2.500 kits de artículos de primera necesidad a los refugiados y desplazados y a las comunidades locales.

Por otra parte, a mediados de enero concluyó la respuesta de emergencia al cólera iniciada en diciembre de 2014. MSF habilitó 130 camas en dos centros de tratamiento, en Diffa y Chétimari, y trató a 260 pacientes.

Respuesta a la meningitis

Entre abril y junio se produjo un brote muy grave de meningitis en la región de Dosso. MSF lanzó una campaña de vacunación en Dogondoutchi y Gaya, que llegó a 101.500 niños de entre 2 y 14 años de edad. También trató a unos 900 enfermos y distribuyó kits de tratamiento en los centros de salud de la región. En el distrito capital de Niamey, MSF se hizo cargo de 430 camas en un hospital en el suburbio norte de Lazaret y ayudó a otras 10 clínicas; solo en Niamey fueron tratados más de 4.800 pacientes. MSF también trabajó en el hospital de distrito de Oullam y Filingué, en la región de Tillabéri, que rodea Niamey.

Maradi

En 2015, MSF gestionó proyectos médicos y de nutrición en los departamentos de Madarounfa y Guidan Roumdji: atendió a niños con desnutrición severa en 11 centros ambulatorios de nutrición terapéutica y en un centro hospitalario. Estos centros se habilitaron dentro de los hospitales del Ministerio de Salud, donde MSF también se hizo cargo de la atención en las salas pediátricas y neonatales. Además, desarrolló actividades comunitarias para reducir la incidencia de la malaria, como la distribución de mosquiteras, la quimioprevención de la malaria estacional (que consiste en la administración preventiva de antipalúdicos durante el pico de la enfermedad) y al tratamiento ambulatorio de los casos no complicados. En Madarounfa, MSF dio apoyo a cuatro centros de salud en Dan Issa durante el pico de malaria, realizó cerca de 10.000 consultas e instaló una unidad de hospitalización temporal para niños con malaria severa complicada. En Guidan Roumdji, MSF colaboró con un laboratorio y un banco de sangre en el hospital. A finales de marzo, cuatro de los cinco centros de salud a los que MSF apoyaba en Guidan Roumdji fueron transferidos al Ministerio de Salud.

Por otra parte, dado lo limitado del acceso al agua potable en la región, MSF colaboró con la Dirección Regional Hidráulica de Maradi en la rehabilitación de 15 pozos de agua.

Tahoua

MSF siguió proporcionando atención pediátrica médica y nutricional en los departamentos de Madaoua y Bouza. En concreto, trabajó en 11 centros de nutrición ambulatorios y en varios centros hospitalarios y servicios pediátricos de los hospitales públicos. En Madaoua, MSF desplegó una red de voluntarios de la comunidad en 80 pueblos: ellos se encargaban de detectar a los niños con desnutrición aguda severa y de realizarles la prueba del VIH. En Bouza, MSF inició un programa de atención integral preventiva y curativa (conocido por sus siglas en francés, PPCSI) en Tama: todos los niños menores de 2 años son supervisados para evaluar su estado de salud y se les proporcionan los métodos preventivos disponibles (como vacunas, suplementos nutricionales, desparasitación y profilaxis de la malaria) así como tratamiento inmediato si caen enfermos.

Zinder

En Magaria, el pico de desnutrición fue muy grave en 2015. MSF ayudó al centro de nutrición hospitalario y al servicio de pediatría del hospital de distrito (donde solo en octubre ingresaron 800 niños), así como a siete centros de nutrición ambulatorios. MSF también proporcionó vacunas para las enfermedades infantiles más comunes y quimioprevención de la malaria estacional en siete áreas sanitarias. En la ciudad de Zinder, MSF dio apoyo a la unidad pediátrica del Hospital Nacional y a un centro de nutrición hospitalario, así como al centro de nutrición de Chare Zamna. MSF también proporcionó ayuda financiera, formación y suministros médicos al hospital. Todas estas actividades empezaron a ser traspasadas al Ministerio de Salud ya en 2015.

Finalmente, un equipo de MSF se ocupó de la potabilización del agua en los hogares de casi 90 aldeas del área sanitaria de Dossono, iniciativa que benefició a 52.300 personas (entre ellas 17.000 niños).

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Níger entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF contaba en Níger con 1.800 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 28,5 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1985.

 

MSF España es una de las secciones de MSF que trabajan en Níger. En 2015, los proyectos de MSF España se encontraban en Diffa (atención a desplazados) y en Madaoua y Bouza (centrados en la desnutrición y la malaria); también consolidamos nuestro Equipo Médico de Emergencia en el Sahel (EMUSA). Si quieres conocer más en profundidad el trabajo de nuestra sección allí, consulta nuestro Informe de Misiones.