Back to top

Tanzania

En 2018, seguimos siendo el principal proveedor de atención médica de los casi 100.000 refugiados burundeses acogidos en el campo de Nduta, en el noroeste de Tanzania.

Mapa de las actividades MSF en Tanzania en 2018
332.600 
consultas externas
67.500  
personas con malaria tratadas
12.700 
consultas individuales de salud mental
6.450  
partos
-A A +A

Para finales de 2018, Tanzania albergaba a 326.942 personas llegadas tanto de Burundi como de República Democrática del Congo. La mayoría estaban en tres campos: Nyarugusu, Nduta y Mtendeli.

En Nduta, dirigimos un hospital de 151 camas y cuatro puestos de salud, así como actividades de promoción de la salud a través de una red de agentes de la comunidad. Los servicios ambulatorios comprenden atención materno-infantil, apoyo nutricional, salud mental y atención a víctimas de la violencia sexual. En 2018, también rehabilitamos el quirófano y la sala de esterilización del hospital de distrito de Kibondo, y donamos equipos especializados para cirugías vitales, de los que se beneficiará tanto la población refugiada como la tanzana.

La malaria siguió siendo un problema médico importante en el campo de Nduta, en particular durante la temporada de lluvias. Desde 2016, tenemos actividades integrales de prevención y control, que comprenden la aplicación de un larvicida biológico y la distribución masiva de mosquiteras tratadas con insecticida. Se ha comprobado que estas medidas son eficaces; en 2018, llegaron a nuestros centros menos de la mitad de personas enfermas que el año anterior.

En marzo, los Gobiernos de Burundi y Tanzania, junto con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), confirmaron su intención de facilitar la repatriación voluntaria a Burundi de más de 70.000 personas para finales de año; esto supuso un motivo más de incertidumbre para muchas de ellas.

Nuestros equipos en Nduta registraron un aumento considerable en las necesidades de salud mental; los diagnósticos principales fueron depresión, ansiedad y también trastornos psiquiátricos. Además de la sensación de impotencia por lo que depara el futuro, muchos pacientes dijeron haber vivido eventos traumáticos y perdido a seres queridos.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2018; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2018, contábamos con 311 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 7,7 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1993.