Back to top

Uganda

En Uganda, donde viven 1,2 millones de personas con VIH, Médicos Sin Fronteras siguió trabajando para abordar las brechas en la atención que reciben, especialmente los adolescentes y las personas en estadios avanzadas de la enfermedad.

Mapa de proyectos MSF Uganta
44.400  
consultas externas
15.100  
consultas individuales de salud mental
7.050 
personas con tratamiento ARV de primera línea y 1.470 con segunda línea atendidas por MSF
1.320  
víctimas de violencia sexual atendidas
-A A +A

En Arua, nuestro programa de VIH siguió centrado en niños, adolescentes y pacientes en estadio avanzado de la infección por VIH o que presentan una carga viral alta, en particular aquellas cuyos tratamientos han fracasado y necesitan regímenes de tercera línea. En el distrito de Kasese, proporcionamos servicios de VIH a las comunidades de pescadores que viven en las áreas de los lagos Eduardo y George: facilitamos pruebas del VIH y simplificamos el seguimiento de los tratamientos y su reabastecimiento, para que estas personas pudieran seguir trabajando.

Nuestra clínica para adolescentes en Kasese ofrece un espacio seguro para que accedan a la salud sexual y reproductiva. Ofrecimos anticonceptivos, tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, atención prenatal y posnatal y actividades recreativas para motivar la asistencia. También atendimos a víctimas de violencia sexual y de género y ofrecimos atención para el aborto seguro.

Desde 2016, hemos trabajado en los campos de refugiados del norte de Uganda, tras la gran afluencia de sursudaneses. Después de traspasar algunas actividades en 2018, nos centramos en la atención médica y psicológica para víctimas de violencia sexual en el asentamiento de Omugo y proporcionamos atención al aborto sin riesgos.

En los últimos años, en Uganda ha habido brotes recurrentes de Ébola y de Marburg. Tras declararse el brote de Ébola en la vecina República Democrática del Congo a principios de agosto de 2018, MSF comenzó a colaborar con el grupo de trabajo nacional ugandés para mejorar la preparación para la respuesta. Nuestros equipos habilitaron unidades de tratamiento en los distritos pasos fronterizos con RDC. Finalmente, en 2019, se confirmaron solo tres casos de Ébola en Uganda.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2019; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2019, contábamos con 415 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 6,1 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1986.