Back to top
13.10.2016

Una semana después, Haití lucha contra el cólera y la destrucción

El acceso al agua y el saneamiento básico son insuficientes, lo que aumenta el riesgo de cólera. Seguimos tratando de llegar a zonas aún sin ayuda.

-A A +A

Tras el paso de Matthew, nuestros equipos están atendiendo a personas con cólera, heridas y otras condiciones médicas. Además, proporcionan apoyo a las instalaciones médicas locales. En Haití, el azote del huracán ha causado la destrucción de muchas comunidades.

Las más afectadas se encuentran a lo largo de la costa suroriental de Haití, así como en el interior del departamento Grande Anse.

En esta áreas, el acceso al agua y el saneamiento básico eran ya insuficientes y los servicios de salud débiles y escasos de recursos.

El paso del huracán por Haití no ha hecho más que agravar estas carencias y los riesgos de salud a los que la población local se enfrenta ahora han aumentado enormemente a causa de la destrucción de hogares, carreteras e instalaciones médicas.

El 11 de octubre pasado, en Port-à-Piment, en el departamento Sur, uno de nuestros equipos atendió a 87 pacientes con cólera.

Muchos de ellos llegaron desde los distritos de Chardonnières y Port-à-Piment, donde estamos construyendo un centro de tratamiento de cólera (CTC) con 150 camas. Además, desde que llegamos a la ciudad, hemos atendido a un total de 77 personas con heridas.

Hay zonas todavía sin ayuda

En la localidad de Les Anglais, atendimos a varias personas con heridas y tratamos a 16 personas con cólera.

En la ciudad de Jérémie, en solo tres días, tratamos más de 450 pacientes heridos. Allí apoyamos el hospital Saint Antoine y gestionamos una clínica móvil en el área.

En Petit Trou, en el departamento de Nippes, el huracán dañó dos centros médicos locales. Hasta el momento, una de nuestras clínicas móviles ha atendido a 400 pacientes tanto en Petit Trou como en otras áreas del departamento. Las condiciones médicas incluyen infecciones urinarias y de la piel, fiebres, diarrea y heridas provocadas por el huracán.

En los departamentos de Artibonite y Noroeste, vamos a proporcionar tiendas de campaña, camas y suministros médicos a las instalaciones sanitarias dañadas por el Matthew.

Además, también estamos realizando evaluaciones en el sureste del país y continuamos con la vigilancia epidemiológica tanto en el departamento Oeste como en el área metropolitana de Puerto Príncipe.

Ahora mismo, nuestra prioridad es llegar a las áreas donde aún no ha llegado ningún tipo de ayuda ni se ha hecho una evaluación de las necesidades.

 

Además, en Haití gestionamos varios proyectos en el área metropolitana de Puerto Príncipe: la unidad de quemados del hospital del barrio de Drouillard, el centro de urgencias y estabilización de Martissant, el hospital quirúrgico Nap Kenbe, el Centro de Referencia de Urgencias Obstétricas (CRUO), la clínica Pran Men’m para supervivientes de violencia sexual y de género, y el centro de tratamiento de cólera Figaro, que volverá a estar operativo en unas pocas horas. También apoyamos el centro Diquini para pacientes de cólera.