Back to top
13.03.2019

Honduras: respondemos a una nueva epidemia de dengue

Si no se trata adecuadamente, el dengue grave puede causar complicaciones potencialmente mortales y es especialmente peligroso para los niños. Desde principios de 2019, 12 personas han muerto por esta enfermedad en el Hospital Mario Catarino Rivas, en San Pedro Sula.

-A A +A

Debido a que la temporada de lluvias se ha extendido, Honduras presenta ahora un fuerte aumento en los casos de dengue, una enfermedad que se transmite por la picadura de mosquitos que se reproducen en aguas estancadas.

Para ayudar a controlar la epidemia, apoyamos al Hospital Mario Catarino Rivas en San Pedro Sula, la segunda ciudad más grande del país.

Si no se trata adecuadamente, el dengue grave puede causar complicaciones potencialmente mortales y es especialmente peligroso para los niños.

Desde principios de 2019, 12 personas han muerto a causa de la enfermedad en el Hospital Mario Catarino Rivas en San Pedro Sula. En todo el norte del país, 789 personas han recibido tratamiento por dengue grave, el 81% de ellas menores de 15 años y el 94.5% procedente del departamento de Cortés.

"El 46% de los pacientes con dengue grave atendidos en el hospital Mario Catarino Rivas este año tenían entre 5 y 14 años", detalla nuestra coordinadora médica regional, la doctora Tania Marín. "Este tipo de casos tiene un alto riesgo de sufrir complicaciones e incluso la muerte si no reciben atención adecuada y oportuna".

Apoyamos a la sala pediátrica de dengue del hospital, especialmente abierta en respuesta a la epidemia, proporcionando pediatras, enfermeras, medicamentos y suministros médicos para pacientes con dengue grave.

Dado que muchos de los casos tratados provienen del área de Choloma, también comenzamos a apoyar a la municipalidad de Choloma y al Ministerio de Salud de Honduras para realizar actividades de control vectorial en dos sectores de la municipalidad, a fin de contener la propagación de la epidemia en esta área.

El dengue se presenta principalmente en áreas urbanas y semiurbanas de regiones tropicales y subtropicales. La enfermedad es endémica en Honduras y epidemias como esta ocurren cada cuatro a cinco años.

Los brotes anteriores ocurrieron en 2015 en Tegucigalpa, cuando apoyamos la respuesta de las autoridades de salud en el Hospital Escuela Universitario, y en 2013 en San Pedro Sula, cuando hicimos lo propio para el Hospital Mario Catarino Rivas.

En Honduras,  nuestros equipos ofrecen atención integral a víctimas de violencia y violencia sexual en diferentes centros de salud de la ciudad y en el servicio de urgencias del principal Hospital Escuela Universitario de Tegucigalpa. En Nueva Capital, un barrio compuesto principalmente por desplazados internos, en las afueras de la capital, ofrecemos atención primaria de salud, incluido el apoyo psicosocial para las víctimas de la violencia a nivel comunitario.

En Choloma, una ciudad en rápida expansión en el norte de Honduras, trabajamos en una clínica materno-infantil apoyando al Ministerio de Salud para la prestación de servicios de planificación familiar, consultas pre y posnatales, partos, trabajo social, servicios de promoción de la salud y apoyo psicosocial para víctimas de violencia, incluidas las víctimas de violencia sexual.

Honduras: respondemos a una nueva epidemia de dengue