Back to top

Honduras

Mapa de proyectos MSF Honduras
Consultas de salud mental (individuales y en grupo): 
780
Víctimas de violencia sexual atendidas 
600
-A A +A

Tras años de inestabilidad política, económica y social, Honduras presenta en la actualidad uno de los índices de violencia más elevados del mundo, lo que tiene consecuencias médicas, psicológicas y sociales para la población.

colaboración con el Ministerio de Salud, Médicos Sin Fronteras mantuvo activo en 2015 su proyecto de atención médica y psicológica a víctimas de la violencia y la violencia sexual, bautizado como servicio prioritario. Este programa es gratuito y confidencial y se basa en el modelo de ventanilla única; en 2015, estaba disponible en dos centros de salud y en el principal hospital de Tegucigalpa.

Gracias a este programa, en 2015 MSF atendió a 1.370 víctimas de violencia, entre ellas casi 600 víctimas de violencia sexual, y llevó a cabo 1.440 consultas de salud mental. En los casos de agresión sexual, el tratamiento médico incluyó profilaxis posexposición para prevenir la infección por VIH, la hepatitis B y otras infecciones de transmisión sexual y el tétanos. En cuanto a la atención en salud mental y psicosocial, incluyó asesoramiento y primeros auxilios psicológicos. MSF también participó en la formación y sensibilización del personal médico en relación con las necesidades de las víctimas de la violencia sexual, y contribuyó a garantizar la disponibilidad de los recursos humanos necesarios.

La píldora anticonceptiva de emergencia está prohibida en Honduras desde 2009, aunque en 2014 el Congreso abrió un debate para modificar esta política. MSF sigue defendiendo el acceso de las víctimas de violencia sexual a una atención médica integral que incluya la contracepción de emergencia, de conformidad con los protocolos internacionales, y en este proceso ha insistido en las consecuencias psicológicas y médicas del embarazo resultante de una agresión sexual.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Honduras entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF contaba en Honduras con 46 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 1,2 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1974.