Back to top
18.05.2017

Diffa, Níger: la epidemia de hepatitis E evidencia la falta de agua y saneamiento adecuados

Desde diciembre de 2016 y hasta el 23 de abril de 2017, 25 embarazadas han muerto por fallo hepático agudo en el principal centro materno-infantil de la ciudad de Diffa, en el sureste de Níger.

-A A +A

La actual epidemia de hepatitis E en Diffa, en el sureste de Níger, declarada por las autoridades nigerinas la semana pasada, pone de relieve las pésimas condiciones de agua y saneamiento en las que vive la gran mayoría de la población desplazada y refugiada en la región.

Desde diciembre de 2016 y hasta el 23 de abril de 2017, se han detectado 135 casos de ictericia en Diffa. La ictericia es uno de los síntomas más comunes de hepatitis E y provoca una coloración amarillenta de la piel y los ojos. Muchos de estos casos eran mujeres embarazadas que necesitaron ser hospitalizadas en el en el centro materno-infantil de la ciudad de Diffa, donde trabajamos con el Ministerio de Salud; 25 de ellas murieron debido a un fallo hepático agudo. La hepatitis E fue finalmente confirmada por análisis de laboratorio a mediados de abril.

La hepatitis E, causada por el virus VHE, puede provocar insuficiencia hepática y la muerte. No tiene tratamiento específico y es especialmente mortal en mujeres embarazadas. La enfermedad se propaga principalmente a través de agua contaminada.

El actual brote de hepatitis E está estrechamente ligado a las deficiencias en el suministro de agua, la higiene y el saneamiento para la población desplazada y refugiada en Diffa, cerca de 240.000 personas según cifras oficiales. Se trata de una población especialmente vulnerable que lleva años sufriendo las consecuencias del conflicto entre Boko Haram y los ejércitos de la región.

Urge un suministro adecuado

“Las actividades de agua y saneamiento claramente no están cubriendo las necesidades de esta población, tal y como llevamos alertando desde hace meses”, explica Elmounzer Ag Jiddou, nuestro coordinador general en Níger. “Por eso hacemos un llamamiento a las autoridades y a todas las organizaciones humanitarias presentes en Diffa para que aumenten rápida y considerablemente su intervención en esta área y así se garantice un suministro de agua y un sistema de saneamiento adecuado”.

Para contener el brote, MEstamos trabajando en coordinación con el Ministerio de Salud desde hace semanas. Apoyamos la formación de personal de salud, y dedicamos recursos humanos y materiales específicos tanto en la comunidad como en los centros de salud y hospitales para asegurar la detección temprana de casos, su derivación a servicios médicos y buen tratamiento de los pacientes. Al mismo tiempo, llevamos a cabo campañas de sensibilización entre la población sobre medidas de higiene básicas, como lavarse las manos.

También hemos reforzado significativamente nuestras actividades de agua y saneamiento en Kitchendi, Garin Wazan y Toumour, donde se concentran alrededor de 135.000 personas, la gran mayoría desplazados. Así, distribuiremos tabletas para la cloración de agua y bidones para 16.800 familias en estas localidades. Hasta el momento, hemos tratado 105.700 litros de agua y también estamos limpiando bidones que ya estaban siendo utilizados por la comunidad para contener el brote.

 

Trabajamos en la región de Diffa desde finales de 2014.

Para mejorar el acceso a la salud de la población local y desplazada, trabajamos conjuntamente con el Ministerio de Salud en el principal centro de salud materno-infantil de la ciudad de Diffa, en el hospital de distrito de Nguigmi y en varios centros de salud de los distritos de Diffa, Nguigmi y Bosso.

En ambos hospitales, apoyamos las unidades de salud sexual y reproductiva, pediátrica, así como apoyo de salud mental. En el hospital de Nguigmi, nuestro equipo trata a los niños con desnutrición aguda severa. En los centros de salud, llevamos a cabo consultas de salud primaria, salud reproductiva y apoyo en salud mental, así como actividades de vacunación y suministro de suplementos nutricionales. Además, implementamos actividades de agua y saneamiento, y distribuimos artículos de primera necesidad cuando es necesario.