Back to top
13.12.2016

Las partes en conflicto deben proteger las vidas de los civiles atrapados en la batalla por Alepo

Mientras la batalla por Alepo llega a un momento decisivo, estamos indignados por la violencia ejercida contra los civiles y la pasividad mostrada por todos lo que pueden hacer algo para pararlo. Llamamos a todas las partes en conflicto a que cumplan con su obligación de proteger a los civiles tanto en las zonas asediadas como en las áreas recién tomadas por el gobierno sirio.

-A A +A

Todas las negociaciones llevadas a cabo por Naciones Unidas y otros actores como nuestra organización con el objetivo de asegurar el acceso y proveer ayuda humanitaria a las zonas asediadas del este de Alepo han resultado infructuosas. En la mayor parte de los casos, la población parece no haber tenido la oportunidad de huir cuando y adonde querían. Ha sido imposible evacuar pacientes, abastecer hospitales y ofrecer la tan necesitada ayuda humanitaria a aquellos atrapados en la zona. Todas las partes en conflicto han sido y son responsables de este fracaso. 

Unos pocos médicos siguen trabajando bajo condiciones extremas en el este de Alepo y expresan un profundo temor por su futuro inmediato. El personal sanitario y los pacientes a los que cuidan están protegidos por el Derecho Internacional Humanitario.  

En un conflicto con un horroroso registro de atrocidades contra los civiles, y haciéndonos eco de la última declaración de Naciones Unidas,  estamos terriblemente preocupados por el destino de la población.

“Esta es una de las peores crisis de las que hemos sido testigo en años,” dice Teresa Sancristóval, responsable de la Unidad de Emergencias de la organización humanitaria. “Recordamos a todas las partes en conflicto que incluso la guerra tiene reglas. Es primordial que todos los actores permitan a la población huir a zonas seguras, que permitan la evacuación de enfermos y heridos, y que faciliten la provisión de protección y ayuda humanitaria para aquellos atrapados en las líneas del frente.”