Back to top
10.05.2017

Yemen: sin más ayuda urgente, el brote de cólera se descontrolará

Hacemos un llamamiento para ampliar la respuesta a la enfermedad en el país: urge una colaboración fluida entre autoridades y agentes sanitarios y humanitarios para contener su propagación. En menos de dos meses, ya hay 780 casos.

-A A +A

Nuestros equipos en Yemen están recibiendo y tratando a un creciente número de pacientes con cólera y diarrea acuosa aguda en las gobernaciones de Amran, Hajjah, Ad Dali, Taiz e Ibb.

En concreto, en las dos últimas semanas, el número de pacientes ha aumentado drásticamente hasta llegar a más de 780 casos (desde el 30 de marzo).

Tras este nuevo brote de cólera, hemos establecido centros de tratamiento del cólera en cinco hospitales para aislar y tratar a los pacientes que presentan síntomas, y apoyamos a otras estructuras administradas por las autoridades sanitarias.

Desde finales de abril, nuestros equipos en la zona han tratado a 276 pacientes con cólera y diarrea acuosa aguda en el hospital de Al Nasr y en el centro de atención primaria de Al Salam, en la gobernación de Ad Dali.

Desde el 30 de marzo, hemos tratado a 263 pacientes en el hospital de Abs en la gobernación de Hajjah, 168 de los cuales fueron recibidos en las últimas dos semanas.

El hospital de Al Salam (gobernación de Amran), el hospital general rural de Thi As Sufal (gobernación de Ibb) y el hospital materno-infantil de Al Huban (gobernación de Taiz) también han recibido colectivamente a cientos de pacientes en las últimas semanas.

En Saná, en el oeste del país, el Ministerio yemení de Salud Pública y Población también ha registrado cerca de 310 casos.

Un sistema muy debilitado

Desde que en marzo de 2015 comenzara la guerra, muchos hospitales han suspendido su atención a causa del conflicto. Por eso, para millones de personas que viven en Yemen, resulta extremadamente difícil acceder a la asistencia sanitaria vital.

Además, desde septiembre pasado, varios centros de salud han dejado de funcionar por la falta de presupuesto operativo y de salarios para el personal.

Dada la situación de debilidad del sistema de salud yemení, tememos que las autoridades sanitarias no puedan hacer frente a la epidemia por sí solas.

“Atendemos a pacientes procedentes de muchos distritos diferentes, en algunos casos a decenas de kilómetros de distancia”, señala nuestro coordinador general en Yemen, Shinjiro Murata.

“Nuestra mayor preocupación es que la enfermedad siga propagándose y quede fuera de control. Se requiere una colaboración fluida entre los actores sanitarios y las autoridades competentes para proporcionar un apoyo inmediato a los centros de salud y a las comunidades locales de las zonas directamente afectadas. También es necesario ampliar la ayuda humanitaria urgentemente para contener la propagación del brote y anticiparse a otras epidemias potenciales”.

Somos una organización humanitaria internacional que trabaja en casi 70 países del mundo, incluyendo Yemen. Allí, nuestros equipos proporcionan directamente asistencia sanitaria a pacientes en 13 hospitales y apoyan a más de 25 hospitales en 11 gobernaciones yemeníes.