Back to top

Indonesia

En 2020, Médicos Sin Fronteras se centró en mejorar la atención médica para adolescentes y, durante la pandemia de COVID-19, trabajó con las autoridades para fortalecer la preparación y la capacidad de respuesta ante emergencias.

Mapa de proyectos MSF en Indonesia en 2020
160 
consultas prenatales
90 
consultas posnatales
-A A +A

El objetivo principal de nuestros programas en las provincias de Bantén y Yakarta es mejorar la calidad y disponibilidad de los servicios médicos para adolescentes, como la atención prenatal y posnatal; esto se realiza creando una red que conecta a las comunidades, las escuelas y los proveedores de salud. La educación sanitaria se imparte de forma específica según el grupo al que se dirige. También colaboramos en la prestación de servicios médicos adaptados a adolescentes en los centros de salud.

En Yakarta, estas actividades incluían sesiones de asesoramiento y consulta médica para adolescentes en escuelas islámicas y para niños que viven en la calle. Tuvimos que suspender estos programas al llegar la COVID-19, pero, siempre que fue posible, adaptamos los demás proyectos a los nuevos protocolos de salud y algunas actividades presenciales pudieron continuar, caso de las que podían realizarse con equipo de protección individual; otras tuvieron que reconvertirse en actividades online.

Nuestros equipos en Yakarta y Bantén también colaboraron con la respuesta a la pandemia impartiendo talleres y capacitaciones para el personal médico y de atención comunitaria implicado en la atención a personas con sospecha de COVID-19. Además, el equipo de Bantén dio apoyo en vigilancia epidemiológica en los subdistritos de Labuan y Carita. En lugares donde la confusión sobre la COVID-19 era generalizada, capacitamos a personas clave de la comunidad (como cabezas de familia), para que ellas a su vez capacitaran a otras personas. También donamos equipos de protección individual a diferentes centros médicos.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2020; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2020, contábamos con 42 profesionales,* entre personal nacional e internacional, y gastamos 1 millón de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1995.

* La cifra de personal equivale al total de puestos a tiempo completo o FTE (del inglés full-time equivalent). Por ejemplo, dos personas a media jornada equivalen a un FTE.