Back to top

Irán

Mapa de proyectos MSF Irán
-A A +A

A pesar de las mejoras en la sanidad y concretamente en el tratamiento de adicciones y enfermedades estigmatizadas (como el VIH) en Irán, a muchas personas les cuesta recibir la atención médica que necesitan.

Desde 2012, MSF dirige un centro de salud en Darvazé Ghar, uno de los barrios más pobres de Teherán. El objetivo de este proyecto es reducir la incidencia de enfermedades entre las mujeres vulnerables y los niños menores de 15 años. En 2015, este programa siguió proporcionando atención médica y psicológica a los ex usuarios de drogas (incluyendo niños) y sus familias, a mujeres embarazadas, a trabajadores sexuales, a trabajadores infantiles y a otros grupos marginados.

En colaboración con otras organizaciones, este programa realizó en 2015 casi 6.600 consultas ambulatorias, 1.900 consultas de salud ginecológica y obstétrica y casi 1.750 consultas de salud mental y psicosocial. La clínica presta especial atención a los grupos con mayor riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual y enfermedades infecciosas como el VIH, la hepatitis C y la tuberculosis. Al disponer de pruebas de diagnóstico rápido, los pacientes pueden ser derivados a los centros especializados del Ministerio de Salud para su tratamiento. Por ejemplo, en 2015 se realizaron 764 pruebas voluntarias de VIH y sus correspondientes sesiones de asesoramiento.

Este programa parte de un enfoque comunitario, por lo que la atención médica básica se complementó con actividades de promoción de la salud, que se han adaptado a las necesidades existentes en esta zona del sur de Teherán. Se realizaron por ejemplo sesiones de seguimiento y educación sanitaria de los pacientes en su propia comunidad, y en todo este proceso fue fundamental la labor de los profesionales sanitarios iraníes, que facilitaron la comunicación con los colectivos con los que el contacto es más difícil.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Irán entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF contaba en Irán con 30 trabajadores y gastó 0,9 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1990.