Back to top

Irán

Mapa de proyectos MSF Irán
7.100 
consultas médicas
2.800 
consultas individuales de salud mental
-A A +A

En 2016, Médicos Sin Fronteras mantuvo su proyecto en el sur de Teherán, brindando atención médica y apoyo psicológico a grupos excluidos y marginados.

Este programa, que MSF inició en 2012, incluye tratamiento para el VIH, la tuberculosis y la hepatitis. En 2016, 15 pacientes con hepatitis C iniciaron su tratamiento con antivirales de acción directa, más fáciles de administrar que los tratamientos previos recomendados: tienen una duración más corta y presentan mejores tasas de curación.

En el distrito de Darvaz Ghar, hay pocos servicios médicos disponibles para colectivos vulnerables como los usuarios de drogas, las trabajadoras sexuales y los niños de la calle; estas personas necesitan enfoques específicos, ya que sus condiciones de vida y el estigma que sufren a menudo les impiden acceder a la Sanidad regular.

En el centro de atención primaria de MSF, estos pacientes reciben atención médica integral: consulta general, salud mental, salud sexual y reproductiva, pruebas de VIH, TB, hepatitis C y otras enfermedades infecciosas, vacunación y apoyo psicosocial. Además, este programa cuenta con la colaboración de un grupo de personas en situación similar a la de los pacientes, que ayudan a los equipos de MSF a comunicarse con estos colectivos. Desde abril de 2016, MSF organizó clínicas móviles en colaboración con la ONG local Sociedad para el Apoyo a la Recuperación, especializada en el campo de la drogodependencia.

En 2016, los equipos del centro de salud realizaron más de 7.000 consultas ambulatorias y derivaron a 1.800 pacientes a centros de salud secundarios para que se les realizaran pruebas adicionales o fueran hospitalizados. En cuanto a la clínica móvil, realizó 2.326 consultas.

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Irán entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, MSF contaba en Irán con 18 trabajadores y gastó 1,2 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1990.