Back to top

Libia

Mapa de proyectos MSF Libia
10.500 
consultas médicas
-A A +A

Libia sigue dividida por los conflictos. En 2016, los enfrentamientos siguieron activos en varias regiones del país.

El derrumbamiento de la ley y el orden, el colapso económico y la cohabitación de tres Gobiernos han perjudicado al sistema sanitario. En 2016, hizimos donaciones 'ad hoc' de medicamentos y equipo médico a muchos hospitales por todo el país para dar soporte a la atención de emergencia y quirúrgica.

En Bengasi, dirigimos una clínica junto con una ONG libia para ofrecer consultas pediátricas y ginecológicas a personas desplazadas y vulnerables. También prestamos apoyo a la sala de emergencias en el centro de salud de Bengasi y en los hospitales de Al Abyar y Al Marj, a los que dotamos con personal y ofrecimos formaciones.

En el oeste, apoyamos al principal hospital de Misrata y establecimos un acuerdo de colaboración, centrado en el control de infecciones, con el hospital que tenemos en Amán (Jordania). También proporcionamos a dos hospitales de Zintan suministros y formación para la respuesta a emergencias con víctimas en masa. Debido al reducido número de pacientes, dejamos de apoyar al Hospital Marítimo de Zuara en marzo, e hicimos lo mismo en octubre en las tres clínicas de las afueras de la ciudad con las que también colaboraba.

A Libia no solo llegan cientos de miles de refugiados, solicitantes de asilo y migrantes: también es lugar de tránsito para quienes intentan cruzar el Mediterráneo con destino a Europa. Estas personas están expuestas a gravísimas situaciones de violencia y explotación.

Por esta razón, en 2016, contamos con clínicas móviles en siete centros de detención para migrantes en Trípoli y sus alrededores. Las principales patologías se relacionaban con las condiciones espantosas en estos centros, peligrosamente superpoblados y donde abundan los piojos, la sarna y las pulgas. Muchos detenidos sufrían deficiencias nutricionales y apenas recibían agua potable. Llevamos a cabo 7.145 consultas médicas, 49 consultas prenatales y 46 más con niños menores de 5 años.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Libia entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, contábamos en Libia con 29 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastamos 6,3 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 2011.