Back to top

Libia

Mapa de proyectos MSF Libia
Consultas externas: 
3.700
-A A +A

Desde de la caída de Muamar al Gadafi en 2011, Libia ha quedado dividida por el conflicto armado y la violencia no ha dejado de incrementarse.

Libia tiene dos Gobiernos: uno radicado en Tobruk, reconocido por la comunidad internacional y que comprende la región oriental del país, y otro en Trípoli, que controla la región occidental.

En 2015, el Estado Islámico tomó el control de la ciudad costera de Sirte y ganó presencia en otras ciudades como Derna, al tiempo que continuaban los enfrentamientos entre las diferentes facciones políticas en varias áreas. Todo ello afectó a la atención sanitaria, ya que el suministro de material médico y medicamentos se complicó, los sanitarios extranjeros se marcharon y muchos hospitales y clínicas eran incapaces de funcionar con normalidad. Con el fin de paliar estos problemas, Médicos Sin Fronteras donó medicamentos y vacunas a los hospitales de las ciudades de Al Baida y Al Marj (noreste), y también trabajó para mejorar las condiciones de higiene en el hospital de Al Quba (este).

MSF siguió donando equipamiento higiénico para el manejo seguro de cadáveres –como cloro, mascarillas y guantes de protección– al Comité Local de Crisis de Al Marj, una localidad cercana a la costa mediterránea a la que arriban a menudo los cuerpos de las personas que intentan cruzar el Mediterráneo con destino a Europa.

Por otra parte, en Bengasi, MSF siguió respondiendo a las necesidades creadas por el conflicto: amplió la capacidad de estabilización de heridos en el hospital de campaña de Al Abyar, situado a unos 60 kilómetros de la ciudad. También dio formación sobre atención de emergencia en los hospitales de Al Abyar y Al Marj,  donó medicamentos a los tres únicos hospitales que siguen abiertos en Bengasi (entre ellos el pediátrico) y realizó donaciones regulares a los centros de tratamiento de la diabetes y las enfermedades renales. Entre julio y noviembre, MSF distribuyó alimentos a 2.400 familias desplazadas en colaboración con una ONG libia.

Finalmente, en noviembre, MSF inició su apoyo al hospital de Zuara (oeste de Libia): aportó recursos humanos, donó medicamentos y suministros médicos e impartió formaciones al personal del hospital.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Libia entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF contaba en Libia con 40 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 4,4 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 2011.