Back to top

Mali

En el primer semestre de 2020, el recrudecimiento del conflicto armado y la violencia entre comunidades en el centro de Mali provocaron más de 2.840 muertes y obligaron a miles de personas a huir de sus hogares.

Mapa de proyectos MSF Malí
510.900 
consultas externas
459.300 
vacunaciones de rutina
193.100  
casos de malaria tratados
1.700 
niños con desnutrición aguda severa atendidos en programas ambulatorios de nutrición terapéutica
-A A +A

A pesar de la inseguridad generalizada, debido a los violentos enfrentamientos entre grupos armados, el aumento de la criminalidad y la proliferación de minas terrestres, Médicos Sin Fronteras continuó brindando atención médica y asistencia urgente a las personas atrapadas en áreas remotas de las regiones de Mopti y Segú, concretamente en los distritos de Bandiagara, Mondoro, Koro, Douentza, Ténenkou y Niono. Ampliamos nuestras clínicas móviles para ayudar tanto a las personas desplazadas como a las comunidades de acogida en estas áreas, donde los servicios básicos son muy escasos.

También trabajamos con el Ministerio de Salud para tratar a pacientes graves con COVID-19 en Bamako y apoyamos la respuesta a la pandemia en todo el país, mientras manteníamos nuestro enfoque en la atención a pacientes con cáncer y los servicios pediátricos. En 2020, ampliamos nuestro trabajo en oncología, facilitando la detección y el diagnóstico tempranos de cáncer de cuello uterino y de mama en la capital y brindando tratamiento (con cirugía y quimioterapia cuando era necesario).

MSF siguió respondiendo a las epidemias, como los brotes de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en Douentza y de sarampión en Tombuctú, Ansongo y Douentza. En Tombuctú, lanzamos una campaña masiva de vacunación contra el sarampión. El pico estacional de malaria fue particularmente grave en 2020, especialmente en el norte, debido a las fuertes lluvias y los retrasos en las campañas de prevención. Mantuvimos nuestro apoyo a los servicios de nutrición y pediatría en el distrito de Koutiala y lanzamos un proyecto de emergencia en Tombuctú para ayudar con las pruebas y el tratamiento de la malaria.

 

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2020; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2020, contábamos con 1.243 profesionales,* entre personal nacional e internacional, y gastamos 26,9 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1992.

En 2020, MSF España era una de las secciones de MSF con actividades en el país. Si quieres conocer más en profundidad nuestro trabajo allí, consulta nuestro ‘Informe de Misiones’.

* La cifra de personal equivale al total de puestos a tiempo completo o FTE (del inglés full-time equivalent). Por ejemplo, dos personas a media jornada equivalen a un FTE.