Back to top

Mali

Mapa de proyectos MSF Malí
218.200 
consultas médicas
2.600 
partos asistidos
1.200 
cirugías
-A A +A

La atención médica sigue siendo muy escasa en el norte de Mali debido a la falta de personal y suministros y a los enfrentamientos entre grupos armados, que han continuado a pesar del acuerdo de paz.

En la ciudad de Ansongo (en la región de Gao), en 2016, Médicos Sin Fronteras siguió trabajando en el hospital de referencia (que tiene 48 camas): este equipo asumió las consultas ambulatorias, la atención hospitalaria y de urgencias, la cirugía, la atención materna, la atención a los pacientes crónicos, el programa de nutrición y el laboratorio. Asimismo, ofreció salud mental a las víctimas de la violencia así como atención médica a las víctimas de la violencia sexual. Otro equipo colaboró con el centro de salud del distrito.

En las zonas rurales de Ansongo, MSF organizó derivaciones de pacientes desde los pueblos hasta los centros de salud y el hospital. De julio a diciembre, cuando la comunidad nómada emigró con su ganado lejos de los centros de salud, MSF también se aseguró de que tuvieran acceso a atención primaria, iniciando un programa de formación y asesoramiento para los agentes locales de salud, con el fin de que puedan asumir el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades más comunes. En toda esta zona, además, durante el pico estacional de malaria, más de 57.145 niños recibieron tratamiento contra esta enfermedad y fueron vacunados.

En la región de Kidal, al norte de Gao, MSF apoyó a dos centros de salud en la ciudad de Kidal y a otros tres en la periferia. En colaboración con las autoridades locales, este equipo implementó por primera vez en la región la quimioprevención de la malaria estacional, tratando de forma preventiva a 16.048 niños de entre 3 meses y 5 años de edad.

En Tombuctú, a finales de año empezó a regresar el personal médico que había huido de la ciudad durante el pico del conflicto; a medida que la plantilla del hospital de referencia se iba recuperando, MSF inició un traspaso progresivo de todas sus actividades al Ministerio de Salud. MSF trabajaba en este hospital desde 2012.

En el distrito de Koutiala, en el sur del país, MSF siguió trabajando en el hospital regional de referencia, con un programa pediátrico integral dirigido a reducir la morbilidad y la mortalidad de los menores de 5 años. En 2016, fueron ingresados 7.032 niños en la pediatría general y otros 3.829 en la unidad de nutrición. Estas actividades incluyeron además a cinco centros de salud del distrito, donde fueron atendidas 90.203 consultas ambulatorias y tratados 3.779 niños con desnutrición. En estas cinco zonas, MSF aplicó un paquete preventivo para todos los menores de 2 años, que incluyó consultas rutinarias de seguimiento, vacunaciones y distribución de mosquiteras y alimentos suplementarios a base de leche; en 2016, este programa preventivo llegó a 7.723 niños.

Finalmente, a lo largo del año, MSF comenzó a traspasar sus actividades de quimioprevención en Koutiala al Ministerio de Salud; en cada ronda de estos programas, recibían tratamiento antipalúdico unos 171.000 niños de media.

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Mali entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, MSF contaba en Mali con 454 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 13,8 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1992.

MSF España es una de las secciones de MSF que trabajan en el país. Si quieres conocer más en profundidad el trabajo de nuestra sección allí, consulta nuestro Informe de Misiones.