Back to top

Territorios Palestinos Ocupados

En 2017, seguimos proporcionando asistencia psicológica en Cisjordania y atención médica especializada a pacientes quemados y urgencias en la franja de Gaza.

Mapa de proyectos MSF Territorios Palestinos Ocupados
9.500  
consultas externas
6.000 
consultas individuales de salud mental
400 
cirugías
-A A +A

Cisjordania

Nuestros programas de salud mental ofrecieron apoyo gratuito y confidencial en las gobernaciones de Nablús, Qalqilia, Hebrón, Belén y Ramala, donde la ocupación israelí y la violencia intrapalestina siguen teniendo un considerable impacto en la salud física y psicológica de las personas. La población queda expuesta a situaciones traumáticas directas e indirectas, que incluyen ser víctimas de agresiones, sufrir redadas en sus hogares y tener a familiares arrestados.

En noviembre de 2017, concluimos nuestras intervenciones de salud mental en Belén y Ramala, pero continuamos dirigiendo los programas en las gobernaciones de Nablús, Qalqilia y Hebrón. Los equipos también siguieron realizando sesiones de concienciación sobre salud mental en las aldeas de las gobernaciones de Nablús y Qalqilia. Además, se ampliaron las actividades a cinco de las áreas más afectadas en Hebrón, donde se llevan a cabo intervenciones de salud mental a largo plazo, con la participación de grupos de la propia comunidad.

Estas actividades incluyeron la psicoeducación para el manejo del estrés y del estigma asociado a la salud mental, además de ofrecer consultas individuales para quienes lo necesitaran. En 2017, 644 pacientes se beneficiaron de sesiones de salud mental individuales y en grupo. Más del 44% de estos pacientes eran menores de 18 años.

En 2017, reforzamos la asociación con el hospital Rafidia de Nablús, para brindar apoyo psicológico a los pacientes ingresados en las unidades de quemados y pediatría y a sus familiares y cuidadores; también asumimos labores de supervisión del personal médico.

Franja de Gaza

Varios factores han contribuido al deterioro de la situación socioeconómica en Gaza, empezando por el bloqueo israelí, que dura ya 10 años, y las luchas entre las diferentes autoridades palestinas. Más de la mitad de la población está desempleada, la electricidad está restringida a unas pocas horas al día, hay escasez de agua potable y los movimientos de las personas dentro y fuera de la franja son extremadamente limitados, lo que les impide recibir atención médica especializada.

En 2017, nuestro personal trabajó en tres clínicas de Gaza, donde ofreció atención especializada a quemados y pacientes de urgencias; estos servicios incluían curas, fisioterapia y terapia ocupacional. En 2017 fueron atendidos 4.900 pacientes, principalmente por quemaduras sufridas en accidentes domésticos; el 62% eran niños menores de 15 años.

A pesar de la experiencia técnica de nuestro personal de enfermería y fisioterapia, su trabajo se ve obstaculizado por la poca disponibilidad de analgésicos. Para aliviar el sufrimiento de los pacientes con quemaduras durante los procedimientos médicos más dolorosos, hemos empezado a utilizar la técnica de sedación conocida como EMONO, que usa óxido nitroso mezclado con oxígeno.

En colaboración con el Ministerio de Salud, mantuvimos los programas de cirugía reconstructiva para pacientes con quemaduras, traumatismos o malformaciones congénitas. En 2017, practicamos 411 intervenciones a 197 pacientes, el 75% de ellos menores de 18 años.

Los casos más complejos que no se pueden tratar en Gaza son derivados a nuestro hospital de cirugía reconstructiva en Jordania. Sin embargo, en 2017, debido a las restricciones administrativas, solo 6 de los 19 pacientes que lo necesitaban pudieron ser trasladados.

También continuamos organizando sesiones de concienciación sobre las quemaduras en escuelas y asociaciones de mujeres, ofreciendo asesoramiento sobre la prevención de accidentes y cursos de primeros auxilios.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en los Territorios Palestinos Ocupados entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2017, contábamos en los Territorios con 147 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastamos 5,8 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1989.

MSF España es una de las secciones de MSF que trabajan en los Territorios Palestinos. Si quieres conocer más en profundidad el trabajo de nuestra sección allí, consulta nuestro Informe de Misiones.