Back to top

Turquía

Mapa de proyectos MSF Turquía
Consultas de salud mental (individuales y en grupo): 
10.200
-A A +A

A finales de 2015, más de 2,5 millones de sirios se habían refugiado en Turquía.

La situación de los refugiados sirios que viven en Turquía sigue siendo extremadamente difícil: la gran mayoría vive en condiciones precarias en los barrios más pobres de las ciudades, con pocas oportunidades de encontrar trabajo y un acceso limitado a la atención médica. Desde que comenzó la guerra en Siria en 2011, han nacido más de 67.000 niños sirios en Turquía.

En junio de 2015, las autoridades turcas autorizaron a Médicos Sin Fronteras a llevar a cabo actividades médicas y humanitarias para el creciente número de refugiados en el país.

En la frontera entre Siria y Turquía

En Hatay, MSF realizó intervenciones de cirugía reconstructiva en colaboración con la Unión de Organizaciones de Atención Médica y de Socorro (UOSSM), además de dar apoyo en la clínica de salud mental dirigida por esta última.

En Kilis, MSF siguió trabajando con la ONG turca Asamblea de Ciudadanos de Helsinki (hCa), cuya clínica proporcionó servicios de atención primaria y salud mental a los refugiados sirios. En 2015, este centro médico realizó casi 35.640 consultas externas y algo más de 10.500 consultas pre y posnatales.

A finales de diciembre, MSF abrió un centro de salud en Gaziantep en colaboración con la organización Physicians Across Continents (PAC) para ofrecer atención médica gratuita a mujeres y niños sirios. Un equipo sirio de ginecólogos y matrones proporciona atención pre y posnatal, servicios de planificación familiar y consultas de ginecología, mientras que la PAC se hace cargo de la atención pediátrica. En los apenas 10 días transcurridos desde el inicio del programa (el 21 de diciembre) hasta fin de año, MSF ya había atendido a casi 120 pacientes. La clínica tiene capacidad para realizar 2.000 consultas de salud reproductiva al mes. Los partos y los casos más complicados se derivan a un hospital local turco.

Provincia de Sanliurfa

MSF siguió colaborando con la organización Hayata Destek (Apoyo a la Vida) en un programa de salud mental para los refugiados sirios. En mayo, también completó un proyecto de agua y saneamiento en Suruç: MSF instaló letrinas, duchas y puntos de agua para los refugiados que llegaban de la ciudad siria de Kobane, donde había vivido en campos improvisados desde septiembre de 2014. Entre junio y septiembre, MSF colaboró con Hayata Destek en Akçakale para distribuir alimentos y artículos de higiene a 20.000 refugiados procedentes de la localidad siria de Tal Abyad. En Akçakale, MSF dio apoyo a un centro de salud mental de la Fundación de la Media Luna Azul Internacional para la Ayuda y el Desarrollo.

A finales de año, la seguridad se deterioró mucho en el sureste del país, de mayoría kurda. MSF está siguiendo de cerca esta situación.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Turquía entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF gastó 1,8 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias en Turquía. MSF trabajó por primera vez en este país en 1999.