Back to top

Turquía

Mapa de proyectos MSF Turquía
9.500 
consultas individuales de salud mental
-A A +A

A finales de 2016, Turquía acogía a la mayor población de refugiados del mundo, más de tres millones de personas, procedentes de Siria en su inmensa mayoría.

Unos 2,9 millones de refugiados sirios viven en Turquía en condiciones de gran precariedad, fuera de estructuras regulares de acogida y con un acceso insuficiente a los servicios públicos básicos. En este contexto, la intentona golpista del 15 de julio y la agitación política que marcó el segundo semestre del año dejaron en un segundo plano las cuestiones humanitarias.

La autorización para trabajar en Turquía concedida a Médicos Sin Fronteras expiró en julio, pero la organización puso seguir prestando apoyo financiero y técnico a las ONG locales que trabajan en la frontera con Siria. Los equipos de MSF en Turquía también siguieron prestando apoyo a distancia a las redes médicas en Siria.

Kilis

MSF trabajó con varias contrapartes para ofrecer atención primaria y apoyo psicosocial a los refugiados sirios. En 2016, 1.354 personas y 810 familias recibieron consultas de psicoterapia.

Sanliurfa

MSF siguió dando apoyo a una organización local, que organizó 1.341 sesiones individuales y 69 sesiones de asesoramiento en Sanliurfa. MSF también respaldó el programa psicosocial de otra ONG local en Akçakale, que proporcionó 2.554 consultas individuales; en esta ciudad había un campo de tránsito y MSF estuvo colaborando (hasta su cierre en mayo) con los servicios de atención primaria y psicosocial, las actividades de agua y saneamiento y la distribución de bienes de primera necesidad.

Gaziantep

MSF colaboró con una organización humanitaria médica internacional para proporcionar tratamiento a los refugiados sirios en el Centro de Salud Voluntario para Personas bajo Protección Temporal, que ofrecía consultas pediátricas y de salud sexual y reproductiva. MSF concluyó sus actividades en abril de 2016, tras pasar consulta con más de 2.500 mujeres.

A finales de diciembre, MSF abrió un centro de salud en Gaziantep en colaboración con la organización Physicians Across Continents (PAC) para ofrecer atención médica gratuita a mujeres y niños sirios. Un equipo sirio de ginecólogos y matrones proporciona atención pre y posnatal, servicios de planificación familiar y consultas de ginecología, mientras que la PAC se hace cargo de la atención pediátrica. En los apenas 10 días transcurridos desde el inicio del programa (el 21 de diciembre) hasta fin de año, MSF ya había atendido a casi 120 pacientes. La clínica tiene capacidad para realizar 2.000 consultas de salud reproductiva al mes. Los partos y los casos más complicados se derivan a un hospital local turco.

Provincia de Sanliurfa

MSF siguió colaborando con la organización Hayata Destek (Apoyo a la Vida) en un programa de salud mental para los refugiados sirios. En mayo, también completó un proyecto de agua y saneamiento en Suruç: MSF instaló letrinas, duchas y puntos de agua para los refugiados que llegaban de la ciudad siria de Kobane, donde había vivido en campos improvisados desde septiembre de 2014. Entre junio y septiembre, MSF colaboró con Hayata Destek en Akçakale para distribuir alimentos y artículos de higiene a 20.000 refugiados procedentes de la localidad siria de Tal Abyad. En Akçakale, MSF dio apoyo a un centro de salud mental de la Fundación de la Media Luna Azul Internacional para la Ayuda y el Desarrollo.

A finales de año, la seguridad se deterioró mucho en el sureste del país, de mayoría kurda. MSF está siguiendo de cerca esta situación.

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Turquía entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, MSF contaba en Turquía con 73 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 6 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1999.