Back to top

Uzbekistán

Mapa de proyectos MSF Uzbekistán
-A A +A

En diciembre de 2016, lanzamos oficialmente el ensayo clínico PRACTECAL sobre la tuberculosis, en Nukus (Karakalpakstán), con la intención de proporcionar tratamiento a los primeros pacientes en 2017.

Este ensayo combina la bedaquilina y la delamanida (los dos nuevos fármacos contra la TB) con fármacos ya existentes para las variedades de la enfermedad resistentes a los medicamentos. Uzbekistán es uno de los países con tasas más altas de TB multirresistente del mundo (TB-MDR).

En julio, comenzamos a tratar a los niños con un régimen más corto (nueve meses en lugar de los 12 habituales) y, a finales de 2016, ocho niños ya lo estaban recibiendo; los resultados de este trabajo están siendo analizados. El nuevo tratamiento más corto también se está proporcionando a pacientes adultos, y los resultados se publicarán a finales de 2017. Estas iniciativas forman parte de nuestra campaña para desarrollar regímenes de tratamiento más cortos y más tolerables.

En estos programas, llevamos años colaborando con las autoridades sanitarias regionales y centrales, desarrollando un modelo de atención que, para algunos pacientes, combina el cuidado ambulatorio con pruebas diagnósticas de última generación (GeneXpert) y un amplio programa de apoyo. Cuando es viable, los pacientes reciben el tratamiento en casa desde el primer día. En 2016, más de 2.640 pacientes empezaron el tratamiento en este programa, de los cuales casi 1.770 tenían tuberculosis y 880, tuberculosis resistente a los fármacos. Concretamente, 63 pacientes tenían TB extrarresistente a los fármacos y 49 de ellos recibieron los nuevos fármacos en diferentes combinaciones: bedaquilina, linezolid e imipenem (en 29 casos), bedaquilina y linezolid (12), y linezolid y el régimen convencional (8).

Atención al VIH

En la capital, Taskent, seguimos dando apoyo al Centro de Sida de la República, con el fin de mejorar el diagnóstico y tratamiento (incluyendo el de los pacientes coinfectados con otras patologías). En 2016, 25 pacientes iniciaron tratamiento para la hepatitis C y, por primera vez en Uzbekistán, 13 iniciaron terapias de tercera línea. En total, 842 pacientes comenzaron tratamiento antirretroviral en 2016.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Uzbekistán entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, contábamos en Uzbekistán con 248 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastamo 9,8 millones de euros en actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1997.

Testimonio de nuestra doctora Amrita Ronnachit

“Solo necesito un metro de cuerda”

“Tratar la TB tiene ciertos paralelismos con tratar el cáncer. El tratamiento puede ser largo y arduo, con medicamentos tóxicos que tienen terribles efectos secundarios. Muy parecido a la quimioterapia. Y a veces falla y la TB vuelve. Cuando esto ocurre, es difícil no preguntarse si podríamos haber hecho algo más.

Hoy he visitado a un paciente cuyo tratamiento ha fracasado y sus resultados muestran que la TB está volviendo. Es un chico de 19 años que ha estudiado para ser mecánico. Casi estaba al final del tratamiento, le quedaba solo un mes, pero empezó a tener otra vez síntomas. Al final se dijo a sí mismo que era solo una gripe, porque le pasa a menudo. Pero la semana pasada vi sus pruebas y no es gripe. Y otras pruebas más han mostrado que su TB, que era la forma multirresistente, es ahora más resistente incluso. Es lo que llamamos pre-XDR. La XDR es una de las formas más resistentes y es muy muy difícil de curar.

Le he dicho que el régimen que le estamos dando no funciona y que tenemos que cambiar a otra combinación de fármacos. Esto también significa empezar todo de cero, 20 ó 24 meses más. Todo lo que ha hecho hasta ahora no cuenta y tendrá que empezar a pincharse inyecciones a diario otra vez.

‘¿20 meses de tratamiento? ¿15 o 16 pastillas al día, no? No, prefiero morirme’.

Siento su respiración estrangulada. Está intentando no llorar pero no puede aguantar las lágrimas”.