Back to top

Yemen

Mapa de proyectos MSF Yemen
Consultas médicas: 
435.500
Consultas prenatales: 
41.000
Cirugías: 
16.400
Víctimas de la violencia y la guerra atendidas: 
15.800
Partos asistidos: 
12.500
Kits de bienes de primera necesidad distribuidos: 
1.100
-A A +A

Desde marzo de 2015, la guerra se está cobrando un altísimo precio en la población yemení.

El coste de vida se ha disparado y muchas familias no pueden cubrir sus necesidades básicas. Los servicios médicos han quedado en estado crítico en todo el país: cientos de centros de salud ya no funcionan debido a los ataques aéreos y bombardeos y a la falta de suministros, financiación y personal. En 2016, MSF amplió sus actividades para hacer frente a la falta de asistencia sanitaria y para ayudar al creciente número de víctimas de la guerra. A finales de año, los equipos de MSF estaban proporcionando asistencia sanitaria directa en 12 hospitales y dando apoyo a al menos otros 18 centros médicos.

En 2016, fueron atendidas 32.900 víctimas de la violencia o con heridas de guerra en las instalaciones gestionadas o respaldadas por MSF; de esos pacientes, 15.800 fueron tratados directamente por los equipos de MSF, formados por 1.600 trabajadores (entre ellos 82 internacionales). La intervención de MSF en Yemen es una de las más grandes de la organización en el mundo en términos de personal.

Ataques a instalaciones respaldadas por MSF

Entre octubre de 2015 y agosto de 2016, MSF perdió trágicamente a 26 personas (entre trabajadores y pacientes) en cuatro bombardeos contra centros médicos que gestionaba o respaldaba. El ataque aéreo contra el hospital de Abs, el 15 de agosto, mató a 19 personas (incluyendo un trabajador de MSF) e hirió a otras 24; MSF tuvo entonces que retirar a sus equipos de seis hospitales en el norte del Yemen, si bien siguió dándoles apoyo hasta que pudo reanudar sus actividades directas en noviembre de 2016.

Saada

En la provincia de Saada, nuestros equipos trabajaron en el hospital Al Yumhuri, en los servicios de maternidad, cirugía, hospitalización, salud mental y fisioterapia. En el hospital Shiara, MSF atendió las urgencias y la maternidad; este hospital fue alcanzado por un misil en enero de 2016. También continuaron las actividades, hasta agosto, en el centro de salud de Haydan, que había sido alcanzado por un ataque aéreo en octubre de 2015.

Hajja

En el hospital Al Yumhuri de la ciudad de Hajja, MSF siguió proporcionando servicios médicos vitales, mientras que, en el de Abs, asumió la gestión de las urgencias y los servicios de pediatría y maternidad; en ambos centros, los equipos de MSF se encargaron también del servicio de cirugía. Tras el ataque contra Abs, MSF retiró temporalmente a sus equipos de ambos hospitales y no volvió hasta noviembre. Al mes siguiente, MSF abrió un centro hospitalario de nutrición terapéutica en Abs (que derivaba a los pacientes con complicaciones a los hospitales especializados en Hajja, Saná y Hudaida). MSF también desplegó actividades externas para atender a los desplazados instalados en campos o fuera de ellos en el distrito de Abs, ofreciéndoles atención médica y salud mental. A finales de año, MSF también amplió su apoyo a la maternidad del hospital de Hajja.

Amran

Muchas personas han huido del conflicto en otras partes del país para establecerse en la relativamente tranquila gobernación de Amran. En 2016, MSF proporcionó atención médica y organizó las derivaciones de pacientes en el hospital Al Salam y en cuatro centros de salud, a los que también aportó equipos médicos y logísticos. En mayo, MSF llevó a cabo una campaña de tratamiento de la sarna en los campos de desplazados de Jamir y Huth, consistente en el tratamiento de la enfermedad, la desinfección de la ropa de los afectados (con agua hirviendo) y la distribución de jabón y otros artículos de higiene.

Saná

MSF trabajó en las urgencias y el quirófano del hospital Al Kuwait de Saná y donó suministros de emergencia a los hospitales Al Yumhuri, Al Thaura y Al Sabin (en este último, la atención materno-infantil es una de las prioridades).

VIH

El apoyo de MSF al programa de VIH del Ministerio de Salud continuó en 2016. A pesar de la violencia, el 97% de los 2.529 pacientes en tratamiento siguieron recibiéndolo, y esto no solo en Saná sino también en Taiz, Mukala, Adén y Hudaida.

Diálisis

La guerra ha afectado enormemente a la cadena de suministros de los centros de diálisis. Desde octubre de 2015 y a lo largo de 2016, MSF ayudó a los centros de Saná, Saada y Hajja y, desde agosto, también a los de Taiz y Mahuit.

Ibb

La gobernación de Ibb es la región más densamente poblada de Yemen y el hospital Al Thaura es el más grande de la región; MSF trabajó en su servicio de urgencias, con el objetivo de mejorar la calidad de la atención y el manejo de incidentes con víctimas en masa. MSF también trabajó en el Hospital Rural General del distrito de Thi As Sufal, en la frontera sur con la gobernación de Taiz y situado cerca de una de las líneas de frente más activas de la guerra; este hospital atiende a unas 500.000 personas. MSF lo rehabilitó y asumió las cirugías de los casos que revestían mayor gravedad.

Taiz

En 2016, la situación fue crítica en Taiz: cerraron la mayoría de hospitales debido a los combates, que fueron de los más cruentos registrados. El movimiento dentro y fuera del centro de la ciudad fue muy limitado y peligroso para los civiles y los trabajadores humanitarios. MSF trabajó a ambos lados del frente, tratando principalmente a pacientes con lesiones resultantes de ataques aéreos, explosiones, bombardeos, disparos y minas. Además, siguió dirigiendo un hospital materno-infantil y un centro para heridos de guerra y otras urgencias traumatológicas, dando además apoyo regular a cuatro hospitales que ofrecían servicios de maternidad, pediátricos, quirúrgicos y de emergencia en el centro de la ciudad.

Ad Dali

Algunas áreas de Ad Dali experimentaron combates de gran intensidad en agosto, con enfrentamientos armados, disparos de francotiradores y bombardeos. MSF trabajó en los hospitales Al Nasr y Al Salam, así como en el centro de salud Thi Ijlal en Qataba. A finales de 2016, también comenzó a apoyar el centro de salud de Damt.

Adén

MSF siguió dirigiendo un hospital quirúrgico de urgencias, en el que, solo en 2016, atendió a 5.790 pacientes, muchos de ellos procedentes de las gobernaciones del sur (como Taiz, Lahj, Abyan, Ad Dali y Shabua). En la cárcel central de Adén, el personal médico de MSF proporcionó servicios de atención primaria a los reclusos, con una media de 50 consultas semanales. Finalmente, también apoyó al hospital Al Razi de Abyan, en el servicio de cirugía y con donaciones periódicas de suministros médicos.

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Yemen entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, MSF contaba en Yemen con 1.317 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastó 60,2 millones de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1986. MSF España es una de las secciones de MSF que trabajan en Yemen.

MSF España es una de las secciones de MSF que trabajan en el país. Si quieres conocer más en profundidad el trabajo de nuestra sección allí, consulta nuestro Informe de Misiones.